DIEGO ARMANDO MEDINA
7 de diciembre de 2016 / 09:30 a.m.

Han pasado 18 días desde que el Monterrey terminó su participación en el apertura 2016 y hasta hoy ni la directiva ni el cuerpo técnico han hablado con el ecuatoriano Walter Ayoví para hacerle saber cuáles son los planes que tienen con él para el siguiente semestre.

El zurdo de 37 años de edad dijo en conferencia de prensa este miércoles no saber sobre su futuro, aunque aclaró quiere mantenerse en Rayados en donde le restan aún seis meses de contrato.

"Hasta ahora no se ha hablado nada, sigo trabajando como todos los compañeros, todavía faltan dos o tres semanas para poder armar el equipo y si se llega dar quedarme trabajaré y de donde me toque estar apoyar al equipo.

"Yo hasta el momento (estoy) tranquilo, siempre he sido la persona que he dicho que si entré por la puerta grande me toca salir por la puerta grande y si me toca irme en su momento me voy con la tranquilidad de que intenté dejar todo y el futbol es así, uno como jugador siempre va a ser pasajero en cualquier lado", señaló.

Eres un jugador veterano Walter, ¿cómo estás para seguir aportando en la cancha?

"En lo personal me siento bien hasta el momento, no sé de qué parte me va tocar apoyar al equipo pero de la parte que esté siempre daré el cien".

LO CONVENCEN DE AÚN NO RETIRARSE

Gustavo Quinteros actual estratega de la selección ecuatoriana de futbol ha sido el personaje principal para convencer a Walter Ayoví que aún no se retire del futbol profesional.

El jugador de La Pandilla confesó que tiene comunicación constante con el técnico argentino naturalizado boliviano además de que aseguró sentirse en buena forma física para seguir aportando en el terreno de juego.

¿Ya piensas en el retiro?

"Si, también hay que pensar en todo pero hay cosas que hasta el momento no me dejan retirar. Siempre estoy hablando constantemente con el entrenador de la selección y es uno de los primeros que me dice que hasta ahora no deje el futbol, que siga luchando hasta un tiempo más y vamos a ver qué pasa, no solamente por él si no por cómo yo me siento y creo que hasta el momento me siento bien como para seguir jugando.