EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
14 de junio de 2017 / 10:17 a.m.

Yimmi Chará formará parte de Junior de Barranquilla a partir de la próxima temporada, será una baja importante para Monterrey de cara a un torneo que llevará mucha presión por las últimas temporadas que se han tenido a cargo de Mohamed.

El traspaso será de forma definitiva; a Rayados llegó por una compra de 3.3 millones de euros según datos de Transfermarkt, después pasó a préstamo con Atlético Nacional y luego regresó a México con Dorados también cedido, donde perdió la categoría y descendió.

En Monterrey normalmente tenía un papel secundario; tanto aficionados como medios no le dieron tanto valor a sus actuaciones dentro de la cancha. Si lo valoramos solo por cuestión de goles y asistencias es verdad que los resultados no son sobresalientes, pero para la participación dentro de las transiciones tanto ofensivas y defensivas era de mucha utilidad para Mohamed cuando participaba.

Antonio Mohamed comenzó a hacer planes de juego donde se trata de no correr tanto contra su propia portería; todo empezaba a hacerse con presión hacia delante para recuperar la pelota en campo rival y evitar acarreos y conducciones tan largas. Chará era fundamental para este tipo de planes por su velocidad, y no solo corría rápido, sino que sabe hacerlo hacia los puntos correctos para cortar líneas de pase de cuadro rival.

Cuando aún estaba Jonathan Orozco, se fue creando una buena sociedad entre el arquero y el atacante colombiano; los buenos despejes desde la portería hacia el centro del ataque eran buenos para Yimmi quien hacía recorridos de banda a la zona medular, esta clase de jugadas beneficiaban la dinámica de ataque y salto de líneas para Monterrey.

Con esta venta se reduce el número de futbolistas no formados en México, pero se pierden características necesarias para el juego directo. ¿Realmente Chará debió de salir?

lgw