9 de abril de 2013 / 04:04 p.m.

Los ataques cibernéticos contra Estados Unidos desde China están erosionando la credibilidad del país asiático y ahuyentando a potenciales inversionistas extranjeros que tienen miedo de perder su propiedad intelectual, dijo el martes un alto funcionario estadunidense.

La magnitud de los ataques de piratas informáticos desde China ha criado desconfianza en el Gobierno de Estados Unidos, así como en la comunidad empresarial, dijo Robert Hormats, subsecretario de Estado para el crecimiento económico, la energía y el medio ambiente.

China ha calificado repetidamente las acusaciones de infundadas y afirma que es víctima de una vigorosa campaña cibernética por parte de Estados Unidos.

""Las intromisiones cibernéticas son particularmente preocupantes, porque han conseguido tanta visibilidad (...) que realmente han socavado mucho la confianza en los negocios de personas que de otra manera invertirían aquí"", dijo a Reuters Hormats.

"En definitiva, han lastimado los intereses de China", dijo Hormats después de hablar en un foro de la industria de Internet entre Estados Unidos y China. "Los chinos realmente necesitan observar esto", agregó.

Hormats dijo que era difícil determinar el origen exacto de los ataques. Una empresa de seguridad informática de Estados Unidos publicó un informe en febrero en el que dijo que gran parte de la piratería provenía de China.

""Es importante tener un diálogo sobre este tema, pero también es importante que el diálogo sea un medio para un fin, y que el fin sea realmente terminar con estas prácticas"", dijo Hormats.

Previamente en el foro, el viceministro chino de la Oficina de Información de Internet, Qian Xiaoqian, dijo que su país no abusa de la red y que los países no deben atacar a otras naciones utilizando los recursos de Internet.

China sufrió más de 6 mil 600 ataques desde computadoras basadas en el extranjero durante enero y febrero, dijo Qian.

""Estos ataques violan los derechos de otros países así como las normas morales"", sostuvo.

Los oradores de China y Estados Unidos en el foro instaron a un diálogo entre ambas potencias para limar las diferencias.

""Como las dos mayores economías del mundo, ambas dependientes de Internet, China y Estados debiesen trabajar juntos para hacer frente a este problema, en nombre de nuestros ciudadanos, nuestras empresas y nuestras propias instituciones"", dijo el embajador de Estados Unidos en China, Gary Locke.

Reuters