DIEGO MEDINA |@DGOARMANDO
28 de septiembre de 2016 / 10:47 a.m.

Al menos ante el Don Bosco el Monterrey fue capaz de mostrar su calidad, capacidad, contundencia y poderío pues anoche lo borraron de la cancha al golearlo 3-0 para despedirse de manera digna de la edición 2016-2017 de la Liga de campeones de la Concacaf.

Monterrey terminó la noche del miércoles con el suplicio que fue la Concachampions de la que quedó eliminado desde hace un par de semanas al haber caído en Panamá ante el Árabe Unido y al menos lo hizo vapuleando a los haitianos.

Con un cuadro netamente suplente y lleno de jóvenes canteranos que intentaron dar la mejor cara del equipo, La Pandilla logró sumar su segundo triunfo en la fase de grupos del certamen y se despidió sumando seis de 12 unidades disponibles.

El nuevo estadio del Monterrey con una asistencia aceptable de 19 mil 718 aficionados a pesar de ser un juego de trámite, fue testigo de la culminación de una participación internacional de fracaso para Rayados pues la idea no era terminar ayer la participación albiazul en Concacaf.

Esta vez para Rayados no hubo sorpresas. Aunque Don Bosco por momentos intentó y tocó la pelota, la única opción de los de Haití era a larga distancia y todos los disparos fueron a las manos de Alexander Domínguez.

Monterrey con sus motores ofensivos Cardona y De Nigris, desde el primer minuto tomó el control del encuentro y en la cancha simplemente plasmó la diferencia de niveles entre el futbol mexicano y el haitiano.

Luego de algunas intentonas al 18' Monterrey se puso al frente con una jugada individual de dos jóvenes canteranos. Misael Domínguez se llevó a su marcador y pegado a la banda derecha sacó un centro que remató de gran manera Ángel López para marcar el 1-0 en el partido.

Hasta ese instante Edwin Cardona quien esta vez sí fue titular, no había aparecido pero faltaba poco para que apareciera su magia y derrochara su calidad en el terreno de juego.

Casi al final de la primera parte al 43' CrackDona' tomó el esférico y con pase de tres dedos dejó solo frente al portero a Aldo De Nigris que como maestro definió bombeado a la salida del guardameta para poner el 2-0 en la frente del Don Bosco.

Al 44' Luis Ernesto Pérez tuvo el tercero pero lo falló. Ante el arquero el histórico de La Pandilla intentó definir abajo con parte interna pero su disparo pasó apenas desviado del poste izquierdo de Ronald Elusma.

Para la parte complementaria el dominio Rayado fue aún mayor aunque solo pudieron anotar un tanto más. Al 50' llegó el premio para Misael Domínguez, que dicho sea de paso fue de lo mejor en el encuentro para el Monterrey.

Domínguez aprovechó un mal rechace del guardameta ante un tiro de Cardona y contrarremató para anotar el 3-0 y así estrenarse por primera vez como goleador en el primer equipo.

De ahí en adelante los dirigidos por Antonio Mohamed fueron amos y señores del partido. El cuarto gol se negó a caer a pesar de los intentos en su mayoría de Edwin Cardona a quien se le negó la anotación.

La más clara la tuvo De Nigris al 75' a quien le sacaron una pelota sobre la línea mientras la afición albiazul ya estaba cantando la cuarta alegría de la noche.

Así fue como al menos el Monterrey logró regresar al triunfo justo tres días antes de uno de los partidos más importantes del semestre en donde enfrentarán al América en una de sus ultimas oportunidades de seguir vivos en busca de la liguilla del apertura 2016.