juan lara
16 de noviembre de 2017 / 08:52 a.m.

Un regio nacido para un Clásico Regio, Aldo de Nigris, está en los libros de historia de los duelos fraternales por ser el único nacido en la Sultana del Norte que marcó con ambas camisetas. Se presentó en este tipo de partido vestido de felino, pero tocó la gloria en ellos con la camiseta de rayas blancas y azules.

Para De Nigris, la afición es el principal factor de que los duelos entre Monterrey y Tigres sean los más pasionales de México.

Aldo es sincero y aceptó que con Tigres le tocó sufrir a un Monterrey en mejor momento que venía con el impulso del campeonato en 2003, pero cuando se fue a La Pandilla gozó del histórico equipo de Vucetich que ganó todo y que en los Clásicos sacaba buenos resultados.

“Se vivía distinto porque llegaba mejor Monterrey, nosotros estábamos peleando el descenso por ahí a mitad de tabla. Monterrey venía de haber sido campeón en la época de Passarella. Cuando me toca en el lado de Monterrey, el equipo campeón de Vucetich, esa etapa maravillosa que tuvimos”, agregó.

Para el ex delantero hay dos derbis regios que siempre va tener en su memoria, la edición 89 cuando con un gol suyo, Rayados se llevó la victoria del ‘Volcán’ y la edición 95 cuando marcó dos tantos, uno en el cual surgió su polémico festejo.

“Me quedo con el partido que le ganamos a Tigres en su casa, que meto mi primer gol con Rayados. Todo el estadio estaba en contra mía, fue algo de los momentos más lindos con la camiseta del Monterrey.

“El partido de 2-0, el famoso festejo. Ahora todos lo traen, me están imitando, es positivo que sigan un legado. Me quedo por la manera cómo jugó el equipo, hice dos goles, le pasamos por encima a un Tigres que venía muy bien”.

El ex camisa 9 explicó cómo se le dio la idea del festejo y fue en conjunto de su hijo Aldo Patricio, quien le pidió que se acostara como si estuviera tomando el sol en la playa.

“Mi familia se había ido de vacaciones a la playa, era semana santa ese partido. Mi hijo estaba pequeño, le encantaba ir al estadio. Y en el camión habló con él y le digo: ‘¿cómo quieres que festeje, me voy al banderín, me levanto el short?’. Y me dice 'no papá, acuéstate en la cancha como si estuvieras en la playa conmigo tomando el sol'. Se da el gol, tenía pensando eso, con ningún compañero tenía planeado eso, la buena armonía que había hizo ver que nos pusimos de acuerdo todo. Hago el gol y me quitó la camisa por la euforia de hacer un gol en el estadio. Me acuesto sin camisa, llegan mis compañeros y se acuestan todos”.

Y aunque Gignac festejó de manera similar en el Clásico anterior, Aldo no piensa que el francés lo copio.

Vamos a ser sinceros, creo que él lo hizo por tratar de vengarse, y es bueno porque es parte dé. Lo bonito que se siente es que sabes que traen esa espinita clavada, y la siguen trayendo. No le veo nada malo a festejar así”.

El ariete sí ve preparada a la Sultana del Norte para vivir una Final Regia, pero aceptó que el nerviosismo sería demasiado.

“Está preparada, se la merece la afición de Monterrey, aunque los nervios van estar a flor de piel. Sería algo positivo porque al final el campeonato se queda con los dos mejores del torneo. Una Final que la gane cualquiera de los dos, no es el fin. Sí sería un golpe muy fuerte pero al final tienes que seguir adelante. Así como lo ha hecho Tigres, que realmente estuvo golpeado y ahora está saliendo adelante”.

Aldo ve muy parejo el duelo por la calidad de ambos planteles, pero sí considera que Rayados es favorito por el accionar mostrado durante el torneo y la localía.

“En cuanto jugadores, está muy parejo. En cuanto funcionamiento, si Monterrey juega con equipo completo me parece que, si los dos llegan con sus mejores jugadores, Rayados tiene que ser favorito por cómo ha venido jugando, lo ha hecho mejor que Tigres en todo el torneo. Y porque está en casa, eso es fundamental”.

SR