MICHEL CRUZ | @Cortesía: la afición
6 de mayo de 2016 / 01:20 p.m.

Rayados vive un torneo de ensueño. No se conforma con ser el mejor acomodado en la Tabla General, sino que lo hace con una exorbitante cantidad de puntos, producto de doce victorias y un empate contra tres derrotas. Si los dirigidos de Antonio Mohamed logran ganarle a una Toluca aún dolida por la eliminación de la Libertadores, se unirían a un selecto club de equipos que en toda la historia de los torneos cortos ha conseguido acumular al menos cuarenta unidades.

Cruz Azul (40 puntos; Invierno 1998)

La Máquina Celeste dominó el certamen e impuso el primer récord para este nuevo modelo de juego. El club se encontraba bajo las órdenes de Luis Fernando Tena, en una época en la que Francisco Palencia lideraba al equipo con sus nueve goles anotados, una buena parte de los 34 producidos por los Cementeros. Sin embargo, el gusto les duró poco, pues fueron eliminados en su primer partido de liguilla (global 3-4) contra los Pumas. Aquella competencia sería ganada por el Necaxa, que se adjudicó su tercer título.

Toluca (40 puntos; Verano 2000)

El octavo torneo corto tuvo como campeones a los Diablos Rojos, que desde un inicio demostraron su poderío al comandar la liga con sus 44 goles, once de ellos por parte de José Cardozo, quien no ha pasado por las mismas glorias en su etapa de entrenador. La gran época de los mexiquenses es en parte producto de un excelente plan de juego planteado por Enrique Meza, a quienes había hecho ganar las dos justas de verano anteriores. Su paso para conseguir el título fue arrasador: le ganó 9-0 en el global a Puebla; 6-3 a las Chivas y se impuso en la final 7-1 a Santos.

América y Toluca (43 y 41 puntos; Apertura 2002)

En esta ocasión participaron 20 equipos, por lo que la cantidad de partidos debía ser mayor a la usual. Ambos equipos tenían todo para volverse campeones en esa edición. América contaba con su líder goleador Cuauhtémoc Blanco (10), sexto lugar de la liga. Toluca por su lado tenía en sus filas a Cardozo, líder de ese torneo con 29 tantos. La historia no sería tan benevolente con los de Coapa, quienes cayeron 4-3 global contra los Santos Laguna en los cuartos de final. Los Diablos conquistaron la séptima tras doblegar a Monarcas 4-2, con una histórica remontada en el Nemesio Diez.

Chiapas y UNAM (42 y 41 puntos; Clausura 2004)

La última vez que un conjunto llegó a acumular 40 o más puntos ocurrió hace doce años, con un Jaguares irreconocible que con ayuda de Salvador Cabañas y sus quince dianas se colocaron en la cima de la tabla, aunque seguidos muy de cerca por los Universitarios. Una vez más, la ventaja de cerrar los partidos en casa no fue factor, pues los chiapanecos cayeron en el primer duelo de liguilla contra Cruz Azul (4-3). Pumas, que contaba con el argentino Bruno Marioni como el líder goleador (16), pasó por Atlas y la Maquina para enfrentarse a las Chivas, en una final que es recordada por el penal fallido de Rafael Medina, lo que permitió a los Auriazules conquistar la cuarta estrella.