ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
16 de julio de 2016 / 06:41 p.m.

Una expulsión infantil de Edwin Cardona y un descuido en la defensa le abrieron la puerta al Puebla para llevarse un empate a un gol en el debut de Rayados en el Apertura 2016.

Cuando parecía que estaba todo controlado, con el marcador a favor por la mínima diferencia, al 66' vino la tarjeta roja para el colombiano apenas a seis minutos de haber entrado de cambio.

Y esto lo aprovechó el visitante para seis minutos después empatar un partido que dejó mucho que desear en el nivel futbolístico y que Monterrey iba ganando con muy poco desde el minuto 9.

Bajo un clima extremo de 39 grados, el encuentro arrancó con el estadio aún sin llenarse y con un Puebla que tomó la iniciativa desde el silbatazo del árbitro Adonai Escobedo.

Los Camoteros, con técnico novato al frente en la persona de Ricardo Valiño, se adueñó del balón y trataba de inquietar la portería del debutante ecuatoriano Alexander Domínguez.

Sin embargo, en la primera vez que Rayados piso el área se dio un penal claro de Pablo Miguez sobre Alfonso González al minuto 8. Dorlan Pabón hizo el cobro con un disparo raso y colocado que venció la estirada de Cristian Campestrini para el 1-0 que festejó en grande el público en el Coloso de La Pastora.

El partido se mantuvo en la misma tónica. El Puebla mantuvo la posesión del balón, con un David Toledo que era el conductor del mediocampo, y Pedro Canelo como el jugador más peligroso de los Camoteros.

Lamentablemente para Valiño y sus dirigidos no tenían claridad ni profundidad, la única de peligro llegó al 31' en un tiro desviado del mismo Toledo.

A partir de este momento Rayados tomó la manija del juego, empezó a manejar el balón con "Poncho" González y Pabón, aunque sin poder armar una jugada peligro en elaboración.

Fue a través de jugadas de táctica fija en que en tres ocasiones se estuvo cerca del segundo gol, las tres de cabeza, dos veces con César Montes y otra más por Carlos Sánchez, a quien ahora no abuchearon.

Para la segunda parte el encuentro se mantuvo con la misma tónica. Puebla con el balón buscando el empate, pero sin fuerza, en tanto Monterrey aguantaba con el objetivo de matarlos en un contragolpe.

Pasaban los minutos y el trámite del juego se volvía aburrido, con un ritmo semi lento por parte de ambos conjuntos, lo que no acababa por encender el ánimo en las tribunas.

En la banca, Antonio Mohamed tenía a tres hombres que podían cambiarle la cara al juego, Edwin Cardona, Rogelio Funes Mori y Yimmi Chara. El "Turco" no aguantó más y mandó a los dos primeros a la cancha a los primeros al 60' por Castillo y De Nigris.
Al 65' estuvo cerca del empate, pero el portero Alexander Domínguez evitó el daño al desviar un peligroso disparo de Carlos Gutiérrez.

Lejos de cambiarle la cara a Rayados, Edwin Cardona se hizo expulsar de forma infantil e irresponsable al 66' al dar un cabezazo a Patricio Araujo tras un encontronazo entre ambos a medio campo, ante lo que el árbitro sin dudar le saco la roja directa.

La inferioridad numérica de inmediato le cobró factura a Rayados. Al 72' llegó el empate poblado. Pedro Canelo aprovechó un centro de Gutiérrez por izquierda para empujar el balón a la redes y dejar el 1-1 que enmudeció aún más a la hinchada albiazul.

Alfonso González estuvo cerca de anotar al 78', pero su disparo se fue apenas desviado del arco de Campestrini. Y un minuto más tarde el portero poblano le hizo un paradón a un cabezazo de Funes Mori que ya se coreaba como gol.

Monterrey apretó en busca del triunfo, se vio mejor con 10 que al estar completo, pero el reloj se agotaba y no llegaba la anotación, mientras desde la tribuna los frutos de "¡Monterrey, Monterrey, ra,ra,ra!" Y el "¡Dale, dale, dale, Rayados!", se hacían presentes.

Puebla empezó a darle circulación a la pelota de lado a lado, evitando que Rayados pudiera crearle peligro, pero también buscando en alguna jugada sorpresa otro gol.

Al 89' Dorlan Pabón sacó un potente disparo en tiro libre que Campestrini escupió y dejó a la deriva, Funes Mori intentó aprovecharlo, pero el arquero salió valiente a sus pies para evitarlo.

Finalmente el reloj se consumó y Puebla se salió con la suya, llevándose un punto en la bolsa que nadie pensó que pudiera suceder, lo que el público rayado no perdonó y despidió a su equipo con abucheos.

ALINEACIONES


RAYADOS: 22 Domínguez; 21 Mier, 3 Montes, 15 Basanta, 2 Castillo; 5 Gargano, 13 Sánchez, 14 González, 20 Ayoví; 8 Dorlan y 9 De Nigris

PUEBLA: 17 Campestrini; 2 Herrera, 12 Rojas, 3 Gutiérrez; 22 Araujo, 16 Toledo, 28 Torres, 6 Miguez, 25 Canelo; 10 Bermúdez y 20 Navarro