FERNANDO SANTILLANES
23 de junio de 2013 / 03:59 p.m.

Los Ángeles, California • E3 2013 era imperdible. Cada diez años aproximadamente las compañías del mundo gamer presentan nuevas consolas y nuevas formas de jugar cambiando la industria por completo, y este fue esa clase de E3.

Microsoft abrió como cada año E3 con su conferencia de prensa, presentando Xbox One que sorprendió con gráficos espectaculares e hiperrealistas, empezando con un demo de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain con el nuevo motor gráfico FOX de Kojima productions, luego llegó RYSE Son of Rome, un juego que combina un gameplay parecido a God of War y el estilo de la película 300, con gráficos que rompen la frontera de cinematics y juego real.

Un nuevo Forza Motorsport así como la nueva entrega de HALO en 2014, fue de lo más aplaudido en la conferencia de Xbox, aunque poco se mostró de juegos como el nuevo Killer Instinct o Quantum Break que promete unir las series de televisión y los videojuegos como nunca antes. El anuncio clave fue que Xbox One llegará en noviembre y en México costará $8500 pesos.

Pero de lo que más se habló de Microsoft en E3 fue de las restricciones respecto a discos usados y juego offline que tendría Xbox One. Durante toda la expo, Xbox afirmó que creía firmemente en el nuevo modelo de negocio de su nueva consola, que consistía en que un juego usado no podía ser jugado por otra persona a menos que pagará un licencia extra, y que para jugar aún fuera de línea, la consola se conectaría a Internet constantemente para comprobar que la suscripción a Xbox Live era valida y el disco legal.

Ante esto Sony no desaprovechó la oportunidad de darle un golpe a su rival, cuando en su conferencia de prensa, Jack Tretton CEO de Sony en EU, anunció que PS4 no tendría tales restricciones, "porque creían en los gamers". Una ovación casi de pie fue la reacción de los asistentes.

Días después de E3, Microsoft anunció que "había escuchado a los gamers" y que echaba abajo todas esas restricciones.

Por su parte Sony develó por fin el diseño de PS4 y confirmó que el precio de su consola en EU sería de $399 dólares, aunque no dio a conocer fecha exacta de venta o precio para México.

Presentó varios títulos para su nueva consola, y también mostró el musculo gráfico que sin duda es sorprendente con juegos como Infamous: Second son, The Order 1886 o el nuevo Killzone, pero lo más importante es que no dejó de lado a PS3, y promocionó ampliamente juegos como The Last of Us, y Beyond: Two Souls de David Cage, que une como nunca antes el cine y los videojuegos, con Ellen Page como protagonista principal.

También anunció que muchos títulos este año saldrán totalmente regionalizados con doblaje y textos en español, pensando en el importante mercado latino gamer que existe, y es que Sony incluso hace la única conferencia de prensa en E3 enfocada en LATAM, demostrando que entiende y toma muy en cuenta a todos los latinos.

Hay mucho más que platicar de E3 , y esto es solo un comienzo de una nueva era gamer, con gráficos hiperrealistas, guiones más maduros, modos de juego más inmersivos, y títulos que seguramente nos dejaran boquiabiertos, así que pronto más detalles de juegos y entrevista exclusivas aquí en Videoafición. Game on!