Tomás Víctor López
14 de junio de 2015 / 02:47 p.m.

Aunque Rayados contempla la llegada de otro mediocampista extranjero, la historia del Monterrey en el Apertura 2015 comenzará a escribirse desde este lunes con el inicio de la pretemporada en Cancún.

Con demora en la salida por el mal tiempo que se registra en el área de Quintana Roo, el equipo viajó para la etapa de 13 días de trabajo a nivel del mar.

El colombiano Dorlan Pabon reconoció que hay mucha expectativa en el equipo regiomontano por los refuerzos que han llegado y porque estrenarán su nuevo estadio el próximo torneo corto.

"Sí, creo que vamos a empezar un ciclo nuevo, tenemos que llegaron jugadores muy importantes, ojala sigamos con la misma actitud, con las mismas ganas y trabajar lo que queremos que pase en el semestre", declaró el actual campeón del goleo individual.

"Ya lo que pasó, pasó, sabemos que tenemos que tener un torneo bueno, estamos armando un equipo para muchas cosas y ojala Dios quiera los jugadores que han llegado aporten un granito de arena como lo hacían en el club".

Indicó que el Monterrey tiene este semestre el objetivo de ofrecer muchas alegrías a la afición, sabiendo que estarán en un estadio nuevo, donde habrá que cosechar buenos frutos porque para eso se ha armado un buen equipo.

A diferencia de años anteriores cuando cada jugador llegada por su cuenta, los Rayados fueron citados en el hotel de concentración y de ahí se trasladaron al aeropuerto en el autobús del club.

Luis Ernesto Pérez fue el jugador más solicitado para tomarse la foto con aficionados en la terminal aérea, aunque también fueron requeridos elementos como Neri Cardozo, Dorlan Pabon y el técnico, Antonio Mohamed.

Entre los canteranos incluidos en la delegación está el hijo del mundialista, Jesús Arellano, Ian de Jesús Arellano Lira.

El portero Jonathan Orozco no hizo el viaje porque este domingo se reportaba con la selección nacional que irá a la Copa Oro, además de Aldo De Nigris, quien se sumará al Monterrey en Cancún.