12 de junio de 2013 / 01:43 a.m.

 Puebla • David Hughes, director del Gran Telescopio Milimétrico (GTM), dijo que junto con siete telescopios de Estados Unidos se formará uno solo, para ver detalles de la emisión en los agujeros súper masivos en los centros de las galaxias cercanas.

Al explicar el funcionamiento del GTM, que se ubica a una altura de más de 4 mil 600 metros en la Sierra Negra de Puebla y es el más grande del mundo, el investigador dijo que fue diseñado específicamente para las observaciones milimétricas.

Señaló que en un par de semanas se hará una prueba para conectarse con otros telescopios milimétricos de Estados Unidos y conformar con ello uno solo.

"Dentro de dos semanas vamos a conectar al GTM con estos siete telescopios de Estados Unidos y hacer la primera prueba, con la idea de simular un telescopio con la dimensión de la separación de estos, es decir, hay que imaginar la distancia que hay entre cada uno de ellos", puntualizó.

Enfatizó que será un telescopio con un diámetro de miles de kilómetros, en lugar de uno como el GTM, de 50 metros, de ahí que se tendrá una resolución mucho mayor y suficiente para ver los detalles de la emisión en los agujeros negros.

El Gran Telescopio Milimétrico, que es manejado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), se va conectar con siete telescopios en Estados Unidos: uno en Hawaii, uno en el Caribe y cinco más en la Unión Americana, a fin de sincronizarlos para ver algunos agujeros negros en galaxias cercanas.

"En 2014 se contempla participar en una red de telescopios a nivel mundial, en donde el punto es ver las últimas órbitas de los fotones que están cayendo dentro del agujero negro súper masivo que tenemos en el centro de nuestra galaxia y hacer pruebas fundamentales sobre la física y las teorías de gravedad", adelantó.

El director del GTM señaló que son observaciones que se hacen en periodos de seis meses.

Detalló que los datos de la sincronización de los siete telescopios serán grabados, para lo que se usará un reloj atómico en cada uno de ellos, con una precisión muy fina, para después juntar los datos de los telescopios observando el mismo objeto astronómico.

"Todos los telescopios estarán enviando sus datos a un centro para juntar y analizar la información recabada, y la idea es tener la información de un telescopio de miles de kilómetros de diámetro, es una técnica interesante", acotó.

Refirió que si bien esa técnica existe y se ha usado desde hace unos 20 años, es la primera vez que el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) va a participar, y destaca su diámetro y su posición, lo cual es una parte importante en esta red.

 — NOTIMEX