Eduardo torres| @edutorresr
11 de junio de 2018 / 11:33 a.m.

Rayados fichó para este torneo a Rodolfo Pizarro, uno de los objetivos principales para la directiva encabezada por Duilio Davino. ¿Qué tan importante es su contratación?

Primero hay que contar un poco de la carrera que ha tenido izarro, quien comenzó su etapa profesional en Tercera División con Orinegros de Ciudad Madero, de Tamaulipas que es su estado natal. Allí nació en febrero del 92, su primer partido con los Orinegros fue el 28 de agosto del 2009, jugando contra Rayados de Tercera División, parecían destinados en algún momento terminar juntos Rodolfo y el Monterrey.

Con Orinegros jugó de 2009 a 2011, en este año fue reclutado por Pachuca para comenzar a jugar con la sub-17 en el Apertura 2011. Ese primer torneo fue de 7 goles en 17 partidos, de hecho es el registro más alto de anotaciones durante un torneo del fútbol mexicano.

Su debut en Copa MX se dio en julio de 2012, contra Universidad de Guadalajara. fue Hugo Sánchez quien le dio la oportunidad de comenzar a jugar en el primer equipo. mismo técnico que lo hizo debutar en la fecha 8 del Apertura 2012 contra Morelia.

En el Apertura 2011, cuando le llegó la oportunidad de la sub-17, su entrenador era Gabriel Caballero, y en el Apertura 2013 de la Primera división fue también Caballero quien comenzó a hacerlo un jugador importante para Pachuca, en ese torneo jugó 16 partidos siendo titular en 12 de ellos. Enrique Meza le dio a Rodolfo poniéndolo como titular en 17 partidos del Clausura 2014. 

Había jugado como lateral por derecha durante varios partidos, pero se notaba que su habilidad técnica le daba para ser influyente en el equipo varios metros más adelante, en una posición distinta, fue adelantándose hasta convertirse en un volante ofensivo que siempre se adapta a lo que le pedía su entrenador.

Diego Alonso llegó a Pachuca en el Clausura 2015, Rodolfo fue titular en todos los partidos de liga del primer torneo de este entrenador uruguayo. Se mantuvo como un jugador regular para Pachuca, hasta el Apertura 2016 donde jugó solo 5 partidos con el primer equipo en liga, 2 en la sub-20, esto por haber sufrido una fractura de peroné en los juegos olímpicos de Brasil.

Aún con esa lesión fue transferido a Chivas para convertirse en la pieza que más necesitaba Matías Almeyda en la búsqueda de un campeonato de Liga MX, en su primer torneo con Guadalajara lo consiguió jugando 11 partidos de liga y 5 de liguilla. No tardó mucho en convertirse en uno de los jugadores más queridos del equipo.

Con Almeyda también participó en varias posiciones, todas relacionadas a la producción de juego ofensivo.

Su llegada a Rayados es positiva en prácticamente cualquier aspecto. Tiene una buena finalización, ya sea disparando a portería o siriviendo a compañeros; es muy útil también atrayendo rivales para que sus compañeros se desmarquen, puede botarse a la banda o ir de la banda hacia el centro para mover al lateral rival y desubicar al central. Será muy interesante ver si jugará en un 4-2-3-1 como mediapunta o en 4-3-3 como interior por derecha y Alfonso González por izquierda, es un tema que ya conoceremos en los primeros amistosos del Monterrey..