23 de mayo de 2013 / 10:02 p.m.

 Ciudad de México • Jim Kor, un ingeniero y empresario de Winnipeg, Manitoba, realizó el primer coche híbrido a través de impresoras 3D, al cual ha llamado con el nombre de Urbee.

El automóvil fue impreso pieza por pieza en RedEye, una empresa ubicada en Eden Prairie que utiliza las impresoras tridimensionales para producir piezas y prototipos en la demanda. Para ensamblarlo solo se necesitan 50 piezas de gran tamaño, la gran mayoría de termoplástico.

Kor afirma que la única manera de crear el cuerpo Urbee es con las impresoras 3D, pues sus piezas son imposibles de realizar con la fabricación convencional, ya que utilizando las capacidades únicas de impresión en 3D, se pueden imprimir esas partes pequeñas y que en un auto convencional son individuales, en un solo pedazo unificado.

Asimismo el ingeniero aseguró que ya corrigió todos los errores en prototipos pasados y que Urbee está listo para entrar en producción real.

Entre las ventajas que posee este hibrido son , por ejemplo la posibilidad de imprimir un parachoques con conductos, que permite fijar el parabrisas y el tablero directamente a la defensa, lo que lo hace más aerodinámico que un Toyota Prius, pero con la mitad del peso y la resistencia a la rodadura.

 — GLOW MURATA