Sahid Hernández | @saidom1 | @MEDIOTIEMPO
26 de julio de 2018 / 12:59 p.m.

Un año ha pasado desde la llegada de Juan Pablo Carrizo a Rayados. El experimentado guardameta argentino con paso por el futbol de España e Italia, está listo para emprender un nuevo reto con el Monterrey, donde ha tenido muy poca participación desde su arribo a la Sultana del Norte.

Sin embargo, el portero santafesino se dice completamente adaptado a la ciudad, al futbol mexicano, a la ideología albiazul y con el claro objetivo de dar un extra al igual que todos sus compañeros para este Apertura 2018, pues está consciente que con lo realizado hasta el momento no les ha alcanzado para alcanzar su principal objetivo.

“Ya me siento mucho más adaptado al ritmo de la vida, a la idea de la institución, ya conozco un poco los perfiles y las ideas que tienen como institución. En lo personal como siempre, como todo deportista, tratar de dar lo mejor para ganarse un lugar”, señaló Carrizo.

“Es un lindo desafío que me gusta, así que estoy preparado para eso porque es un semestre importante. Como ven el equipo se refuerza e iremos por lo máximo, necesitamos todos en un punto dar un poco más, pensar que lo que hicimos no ha bastado, ¿por qué? no sé, pero hay que aumentar en la intensidad de trabajo, en la forma de pensar, respetar a todos, generar una buena armonía para generar un camino limpio y si Dios quiere que nos podamos coronar en algún momento”, estableció el arquero de la Pandilla.

Desde su llegada a Monterrey, Carrizo no ha tenido la participación esperada y en juegos de Liga solo ha jugado cinco encuentros para sumar 431 minutos en la cancha y ha sido tomado en cuenta más para la Copa MX, donde ha visto acción en 13 juegos, siendo clave en la obtención del campeonato de Copa del Apertura 2017.

Ante la llegada de Marcelo Barovero a la institución, Carrizo lo toma como una oportunidad que tendrán ambos de mejorar y de ayudar de la mejor manera a elevar el nivel de juego.

“No puedo opinar de las contrataciones porque no corresponde, lo que sí es que a Marcelo lo conozco, es un arquero de altísimo nivel, así que tanto él como yo le ayudaré a seguir mejorando. Tiene que ser recíproca esa ayuda, si buscamos que el plantel se mejore y se destaque, necesitamos que dentro haya una competencia sana”.

La designación de Diego Alonso como nuevo entrenador de Rayados a partir de este torneo, junto con la llegada de otros elementos como Rodolfo Pizarro, Jesús Gallardo, Edson Gutiérrez, Johan Vásquez o el regreso de Luis Madrigal, para Juan Pablo Carrizo es motivo de buscar una mejora para quienes ya estaban en la plantilla y también para los refuerzos, pues todos buscan una oportunidad en el cuadro titular.

“Hay una renovación y se genera un sentimientode duda. El que está jugando piensa por un momento ¿seguiré jugando? Y pasa que piensa que debe seguir demostrando porque sino el lugar se lo pueden quitar; y el que no estaba jugando piensa que puede ser su oportunidad, es un momento de esperanza para todos. La esperanza la puedes sostener a partir del trabajo que estás entregando y de poder convencer al entrenador que el día de mañana te puede seleccionar para ser parte de los once”, finalizó el portero.

SR