TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ
27 de julio de 2015 / 11:51 a.m.

El partido contra Pumas dejó en claro que no se podrán ganar partidos si pierde la concentración y no se entrega el 100 por ciento durante los 90 minutos, reconoció el delantero de Rayados, Aldo De Nigris.

De Nigris, a su vez, dijo que ahora sigue enfocarse en el juego de la Copa MX de este miércoles, cuando visiten al Correcaminos en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

“Estamos ocupados en la Copa, lo más importante para nosotros es ganar ese partido de Copa, mejorar en todos los aspectos que hicimos mal ese partido, que no nos deja nada bien y después (sigue) la inauguración (del estadio)”, expuso Aldo.

“Más allá de todo lo que se haga es ganar y seguir funcionando bien porque nos dimos cuenta que no es nada fácil. Ningún partido va ser fácil si no estamos al 100 por ciento y dando lo mejor cada uno pues va ser difícil ganar los partidos, así es que estamos enfocados en eso, nada más”.

Explicó que el tropiezo ante la UNAM obedeció en parte al ímpetu con el que salieron, con la idea de ir al frente en una plaza donde siempre hay espacios largos y el rival los supo aprovechar.

Agregó que no sólo los defensas son responsables por el marcador adverso, sino también los delanteros que cometieron equivocaciones y no fueron contundentes.

“Creo que con el primer gol de ellos el equipo se desordena, se separan mucho las líneas y ellos aprovecharon en su cancha.

Sabemos que es una cancha difícil, que siempre se complica, por muchas situaciones, aunque no es excusa”, declaró De Nigris.

“Veníamos trabajando bien, estábamos preparados para asumir este compromiso y lamentablemente se da este resultado que no nos deja nada bien, obviamente. El equipo está consciente de los errores que cometió”.

Dijo que Pumas ganó bien y el Monterrey se queda con el coraje de que se pudo haber hecho más en la cancha.

El presidente deportivo del club, Luis Miguel Salvador, visitó al equipo en la práctica matutina realizada en El Barrial.