GERARDO SUÁREZ - @JERA_SUAREZ
5 de marzo de 2016 / 10:07 p.m.

El desalojo de los Libres y Lokos del estadio terminó con una bronca entre las barras de ambos equipos en las inmediaciones del estadio. Piedras, gritos, consignas y un auto dañado fueron el saldo de la batalla.

Todo sucedió cuando los hinchas de Tigres desfilaban rumbo a Bosque Mágico para abordar sus camiones. Sin embargo, aficionados de La Pandilla que se encontraban sobre la Avenida Pablo Livas, al percatarse de ello, comenzaron a aventar piedras y amenazaron con acercarse hasta donde se encontraba el grupo de seguidores auriazules.

Bronca Estadio de Rayados - FOTO: GERARDO SUÁREZ

Incluso, los tres periodistas que cubrían la nota tuvieron que correr pues los hinchas rayados comenzaron a tirarles pedradas, impactando una en la pierna derecha de uno de los reporteros presentes.

Aunque al policía que intentaba escoltar a los felinos buscó repeler la agresión fue insuficiente para proteger a los hinchas visitantes, quienes sí respondieron tirando piedras también.

Durante la gresca, un automóvil que transitaba en ese momento recibió una de las pedradas justo en el vidrio trasero sin que los ocupantes sufrieran algún daño. Al final, los Libres y Lokos lograron llegar hasta donde se encontraban sus autobuses y los hinchas rayados fueron dispersados por los uniformados.