15 de noviembre de 2013 / 03:04 a.m.

Nueva York.- Un juez federal dio el jueves una victoria a Google Inc. en una larga batalla jurídica, desechando una demanda que argumentaba que el gigante de internet estaba violando leyes de derechos de autor al escanear libros sin permiso de los escritores para crear la biblioteca digital más grande del mundo.

La determinación de 28 páginas del juez federal de distrito Denny Chin en Nueva York es el giro más reciente en una querella tortuosa que inició hace nueve años cuando Google empezó a realizar copias digitalizadas de todos los libros existentes en el mundo.

El ambicioso proyecto hizo que el Gremio de Autores demandara a Google en una corte federal de Manhattan en 2005, afirmando que la compañía con sede en Mountain View, California, no estaba haciendo un "uso justo" de material protegido por derechos de autor al ofrecer búsqueda de retazos de trabajos que se encuentran en su propia biblioteca en línea.

La demanda estaba buscando el pago de 750 dólares por cada uno de los más de 20 millones de libros protegidos por derechos de autor que Google ya había copiado. Google había calculado que el daño a su patrimonio podía haber superado los 3.000 millones de dólares, un golpe significativo incluso para una compañía con más de 56.000 millones en el banco.

El fallo del juez Chin no cierra necesariamente el libro sobre el caso. El Gremio de Autores planea apelar la decisión, abriendo el siguiente capítulo en una saga jurídica que algunos expertos creen que terminará a fin de cuentas en la Corte Suprema del país.

Si la determinación se ratifica, el motor de búsqueda en internet de Google estará en una mejor posición para convertirse en un embalse aún más profundo de conocimiento humano.

Conforme aumenta su almacenamiento de libros digitales, es probable que el motor de búsqueda de Google sea visto como una fuente aún más indispensable.

Aunque Google no coloca anuncios publicitarios junto a extractos de libros digitales, cualquier cosa que incite a la gente a pensar en su motor de búsqueda como el mejor sitio en el cual encontrar información usualmente impulsa las ganancias de la compañía. Eso es debido a que el uso habitual del motor de búsqueda de Google produce típicamente más oportunidades de mostrar los anuncios que general la mayor parte de las utilidades de la empresa.

El juez Chin admitió que Google podría ganar dinero de su proyecto de copia de libros, pero llegó a la conclusión que está siendo realizado de una manera que acata las leyes de propiedad intelectual enriqueciendo al mismo tiempo a la sociedad.

"En mi opinión, Google Books proporciona beneficios públicos significativos", escribió Chin. "Adelanta el progreso de las artes y ciencias, manteniendo al mismo tiempo una consideración respetuosa a los derechos de autor y otros individuos creativos, y sin afectar adversamente los derechos de los poseedores de los derechos de autor".

Paul Aiken, director ejecutivo del Gremio de Autores, sostiene que Google está explotando a los escritores.

AP