28 de abril de 2013 / 03:15 p.m.

Madrid • Agentes de la Policía Nacional de España detuvieron en Granollers, Barcelona, noreste del país, al responsable del mayor ciberataque de denegación de servicios DDOS de la historia que colapsó Internet, un hombre nacido en Holanda.

El Ministerio español del Interior precisó que la coordinación internacional entre los países afectados fue clave para la investigación que se inició en Holanda tras una serie de ataques contra una compañía anti-spam, que también afectó a Estados Unidos y Reino Unido.

Indicó que los investigadores llevaron a cabo el registro del búnker informático desde donde el ahora arrestado llegó a realizar entrevistas con distintos medios de comunicación internacionales a raíz de estos ataques informáticos.

Anotó que el detenido se desplazaba en una furgoneta que utilizaba como oficina informática móvil por distintos puntos de España.

En un comunicado, el Ministerio del Interior explicó que en marzo pasado las autoridades holandesas facilitaron a los agentes información acerca de una serie de ataques informáticos de denegación de servicio DDOS, que se había iniciado en este país durante esas fechas.

Considerado el mayor ciberataque del mundo, colapsó Internet por los intentos de hacerse con el control de los servidores afectados.

Una vez iniciada la investigación policial, los agentes pudieron atribuir la responsabilidad de los mismos al grupo "stophaus", cuyo organizador, un activista holandés, se encontraba residiendo en España.

El ataque DDOS provoca una sobrecarga de los recursos del sistema informático hasta que la red se ralentiza por los accesos masivos a la misma.

Los intentos por recuperar el control por parte de los servidores asaltados y los ataques de los ciberactivistas provocaron tal ocupación de la red que ésta se vio afectada a nivel mundial.

Una vez recibido el aviso por parte de las autoridades de los Países Bajos, los policías establecieron un dispositivo que permitió la localización del principal investigado en la localidad de Granollers (Barcelona).

Si bien se constató que anteriormente había estado viajando por distintos puntos del territorio español, desplazándose en una furgoneta que utilizaba como oficina informática móvil, dotada de diferentes antenas para escanear frecuencias.

Igualmente se pudo saber que en su domicilio disponía de numerosos equipos informáticos habiéndolo establecido como su centro de comunicaciones.

Finalmente, el pasado día 25 y a petición de las autoridades judiciales de los Países Bajos, los agentes dieron cumplimiento a una orden europea de detención.

El arrestado, un individuo de 35 años nacido en Alkmaar (Holanda), decía ser diplomático y concretamente ministro de Telecomunicaciones y Asuntos Exteriores de la República del Cyberbunker.

Además en el registro de su vivienda fueron intervenidos dos ordenadores portátiles y documentación diversa relativa a su actividad delictiva.

NOTIMEX