AGENCIAS.
11 de noviembre de 2013 / 10:51 p.m.

Ciudad de México.- Para los amantes de los gadgets “llevar encima” la tecnología puede convertirse pronto en algo más que una simple metáfora, gracias a Motorola, que ahora busca, con una nueva patente, hacer del cuerpo humano una extensión de sus dispositivos móviles gracias a un tatuaje.La compañía estadounidense introdujo así la patente 20130297301 en su país, la cual aborda una idea innovadora y, al mismo tiempo, sacada de la cultura cyberpunk: un micrófono que está equipado con energía, el cual se tatuaría en el cuello de los usuarios.De esta manera, la idea que se explica en el documento presentado ante la Oficina de patentes y marcas estadounidenses (USPTO, por su nombre en inglés), es captar las vibraciones que se producen directamente en la laringe y transmitir el sonido, publicó el diario ABC.Esta innovación permitirá así utilizar el cuerpo como una especie de emisor y, al mismo tiempo, el dispositivo también eliminaría el ruido de fondo que tantos problemas causa cuando se trata de hacer una llamada en medio de una multitud o en la calle.De igual manera, con este invento el usuario podría prescindir de tener que colocar su teléfono celular junto a su oreja o usar audífonos al momento de contestar una llamada, lo que representaría, sin duda, un gran avance en las mecánicas de interacción con los gadgets, al mismo tiempo que representa una sutil manera de convertirse en cyborg.Sin embargo, no es una novedad que Motorola experimente con tatuajes electrónicos. Así mismo, no es la última vez que el mundo tendrá noticias sobre este tipo de tecnología, ya que imprimir un circuito sobre una superficie flexible está lejos de ser una novedad, por lo que, bajo las condiciones adecuadas, un tatuaje se convierte en una opción viable.En junio de 2013, el director ejecutivo de Motorola, Dennis Woodside confirmó que los laboratorios de la empresa estaban trabajando en este tipo de tecnología con la idea de sustituir las contraseñas.Woodside entonces señaló que estas ideas tardan en llegar al público, pero que en ese caso lo habían probado y funcionaba.En este caso, el dispositivo tatuado o injertado en la piel podría comunicarse con el móvil a través de tecnología NFC, Bluetooth, u otros protocolos inalámbricos.Por otra parte, la idea de un tatuaje electrónico permanente suena demasiado incómoda o agresiva para algunas personas, por lo tanto, hay especialistas en el tema que prevén que este se trate más bien de un tatuaje temporal que puede eliminarse fácilmente o que sólo funcione por algunas semanas como máximo.Finalmente, la patente señala que el tatuaje contaría con un set de baterías que podrían ser o no recargables. No obstante, hay especificaciones de la licencia que apuntan que este dispositivo también podría aplicarse a “otros animales”, lo que ha dado pie a suspicacias en la red, luego de que la noticia comenzó a difundirse.Mientras tanto, ya hay quienes han comenzado a dar rienda suelta a su imaginación y especulan que el tatuaje pueda ser, en realidad, algo más que un micrófono o que incluso Motorola encontró la manera de poder comunicarse con animales.