GERARDO SUÁREZ - @JERA_SUAREZ
6 de octubre de 2015 / 01:55 p.m.

La imagen era de un chamaco inestable con problemas de peso y que rondaba la rebeldía. Hoy, Edwin Cardona es otro, con una madurez envidiable que lo llevará hasta la inmortalidad en Rayados.

Habla Santiago Escobar, técnico que marcó un parteaguas en la carrera del volante. Porque la relación con Edwin va más allá de la que suelen tener técnico y jugador. ‘Sachi’, quien lo dirigiera durante el 2011 en el Atlético Nacional, fue el primero en ponerle una dura prueba al apartarlo del ‘Verdolaga’. Una de las razones principales: el sobrepeso.

“En ese momento veíamos que tenía problemas con su peso, entonces hubo que luchar mucho con él, entonces se le abre la posibilidad de irse y dimos el aval para que fuera a otro equipo y, afortunadamente, salir del Nacional le ayudó. Ha madurado mucho”, relató Escobar, hermano del fallecido futbolista Andrés, a MMDeportes.

Y ahora cambió la percepción sobre Edwin…

“El concepto que tengo de Edwin es que es un jugador que ha madurado mucho y está en toda su plenitud futbolística. Es un joven que, desde que tenía 18 o 19 años, mostraba ya mucha personalidad; un jugador con muchas condiciones.

“Me alegra el momento que vive y creo es el mejor momento futbolístico en su carrera y eso le ha dado para irse consolidando en la Selección Colombia”.

¿Cómo manejaron el tema del peso?

“Él entendió que tenía que tener un peso para jugar para poder rendir de acuerdo a la exigencia y a lo que le pedíamos. Para nosotros era importante y por eso tomamos la decisión de tener a otros jugadores (Macnelly Torres y Dorlan Pabón), que se fuera y que luego regresara al Nacional y triunfara como le está pasando en México.

“Y lo que vivió en México le pudo pasar en Nacional porque, cuando llegó al futbol mexicano, la misma hinchada hablaba mucho de su peso, de sus condiciones y, en la medida que ha hecho goles, se ha hecho figura”.

¿Siente que dar más en México?

“Mucho más porque tiene (tiro) de media distancia, tiene gol, tiene personalidad y es un jugador que puede jugar en diferentes posiciones. Ahora en las eliminatorias va a ser una gran oportunidad para él al estar jugando al lado de (Guillermo) Cuadrado, de James (Rodríguez), el mismo Macnelly Torres, que son jugadores que juegan en su posición y si aprovecha las oportunidades y sigue siendo titular en México, seguramente va a triunfar como lo está haciendo y su nombre va a sonar más en el futbol mexicano”.

¿Cuánto más cree que influyó haberlo llamado desvergonzado en público?

“Creo que todos esos detalles que le acontecieron con nosotros tuvieron que haberle servido de mucho. Como técnico le exigía; a veces no lo ponía de titular si no estaba en el peso ideal y prefería poner a otro jugador. En esa vez, estábamos en Cali y él suplente; entró al partido y a los dos minutos se hace expulsar y uno como técnico también reacciona y esas fueron las palabras que usé”.

¿Malcriado sería la expresión para él?

“No, no. Yo no utilizo ese tipo de expresiones. Es un jugador que estaba empezando y nosotros teníamos un parámetro de disciplina y comportamiento. Simplemente es eso.

“Sí hubo detalles con el jugador en donde hubo que hablarle muy fuerte y espero que lo que vivió le haya servido en su carrera para madurar.
Era un joven con su personalidad y él encontró en nosotros personas que tuvieron resistencia a lo que él pensaba. Hoy lo escucho hablar y ya se ve un chico que ha madurado y que le ha servido todo lo que vivió en su carrera”.

¿Lo ve haciendo historia en Monterrey?

“Pienso que sí, por el presente que está viviendo, por el crecimiento futbolístico y personal que ha tenido. Pienso que va a ser una gran figura en el futbol de México”.

Edwin Cardona