JOSÉ ELGUETA | FOTOS: JAVIER LOPEZ
23 de septiembre de 2017 / 08:57 p.m.

Un verdadero espectáculo es el que se disfrutó en el estadio del Monterrey. Pues tanto la raja femenil como varonil abrieron el entrenamiento para aportar un granito de arena a los más necesitados por el terremoto del 19 de septiembre.

El número total de asistentes fue de 24699 espectadores, que pagaron su boleto por la módica suma de 20 pesos. Lo recaudado será donado para los damnificados del sismo y la institución albiazul doblará el monto obtenido en la práctica con causa, para que el dinero reunido sea aún mayor.

La función comenzó con las Rayadas, que justo cuando el reloj marcó el las 17:30 horas iniciaron el interescuadras para el deleite de los aficionados.

Divididas entre suplentes y titulares mostraron su talento, dando a conocer el porque están entre los primeros lugares de la Liga.

Las estelares se llevaron el juego, pero todas recibieron el apoyo desde la tribuna, sobre todo de la adicción que nunca dejó de cantar y alentar durante toda la práctica.

Tras más de una hora de trabajo que finalizó con el aplauso de todo el respetable, entró a la cancha el elenco varonil. Dirigidos por Antonio Mohamed, el súper líder del fútbol mexicano fue recibido entre aplausos y porras.

El equipo fue dividido en grupos para trabajos específicos, que fueron distribuidos en diferentes partes de la cancha para que estuvieran cerca de la afición. Mientras que José María Basanta, Alfonso González, César Montes y Edson Reséndez, realizaron trabajo diferenciado.

La segunda parte de la práctica en el Coloso de Acero dividió al plantel en dos. Un grupo trabajó futbol en espacios reducidos, mientras que el segundo disparos a portería, donde destacó Misael Domínguez, Rogelio Funes Mori y Carlos Sánchez, entre otros.

En medio del trabajo del plantel todo el equipo se tomó una pausa para acercarse a la tribuna. En el lugar donde estaban todos los voluntarios que estuvieron trabajando durante días en el centro de Acopio del estadio. Lugar donde se reunieron más de 220 toneladas.

Los voluntarios ingresaron cerca de las 19:00 horas al Coloso de Acero, tras llenar el quinto container y superar por mucho las más de 100 toneladas con insumos médicos, comida, agua, entre otras cosas.

AM

rayados