JAIME GARZA
12 de mayo de 2015 / 04:50 p.m.

El vicepresidente ejecutivo de Rayados, Tonatiuh Mejía, reconoció que van a marchas forzadas para culminar con las obras del estadio para el 2 de agosto cuando se inaugure su nueva casa; sin embargo, confió que para entonces habrán terminado.

"Cuando uno pasa por las inmediaciones del lugar se ve un aparente retraso, también es cierto que la parte que da a Pablo Livas es la parte final. Todo el resto del estadio, las otras tres paredes se compone de tres elementos. En el caso del sur, es un solo elemento.

"A todos nos estresa el avance, pero nuestros expertos están convencidos de que estamos listos para terminar. La expectativa y la apuesta es que vamos a terminar. No hay algo que nos haga pensar qué estaría así", dijo.

Mejía aclaró que el sábado 1 de agosto habrá una ceremonia protocolaria con autoridades del Estado e incluso extenderían la invitación al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

"El evento del primero de agosto del sábado es protocolario. No va a haber ningún tipo de celebración y toda la celebración tanto futbolística, como la ceremonia y lo que estamos preparando para nuestra afición se llevaría a cabo el 2 de agosto", apuntó

¿Habrá algún concierto o espectáculo musical en el marco de la inauguración?

"Concierto como tal no está contemplado. Tenemos un espectáculo que será una sorpresa para medios y la afición. Hay empresarios y promotores de eventos artísticos que se han acercado y no para estas fechas, sino para todo el calendario. Estamos 100 por ciento enfocados en la ceremonia de inauguración y el partido inaugural".

"Pretendemos nosotros dar la apertura a la afición con un buen número de horas ese domingo con la intención de que la gente que ha esperado tantos años pueda conocer el inmueble, pasear, y después disfrutar la ceremonia y el partido. Va a ser una tarde muy emotiva", agregó.