AP
21 de mayo de 2013 / 12:07 a.m.

Washington DC -Baltimore • Apple Inc., la empresa con mayor valor de mercado del mundo, utiliza a un grupo de compañías afiliadas en Irlanda para evitar el pago de miles de millones de dólares en impuestos por ingresos en Estados Unidos, de acuerdo con una investigación del Senado.

El director general de la empresa será cuestionado al respecto el martes.

Apple tiene en el extranjero casi 102 mil millones de dólares de sus 145 mil millones que tiene en efectivo, y una subsidiaria irlandesa que en 2011 tuvo ingresos por 22 mil millones pagó sólo 10 millones en impuestos, de acuerdo con el reporte que dio a conocer el lunes la Subcomisión Permanente de Investigaciones del Senado.

Las estrategias que Apple utiliza son legales y muchas otras corporaciones multinacionales utilizan técnicas fiscales similares para no pagar el impuesto sobre la renta en Estados Unidos por las ganancias que obtienen en el extranjero. Pero el reporte encontró que Apple utiliza un giro único y los legisladores están cuestionando los huecos en el código fiscal estadounidense.

Aunque Apple asegura ser el mayor contribuyente corporativo, también está "entre los más grandes evasores estadounidenses", dijo el senador John McCain, el republicano de mayor rango en el panel del Senado.

El director general de Apple, Tim Cook, así como el jefe de finanzas y el director de impuestos rendirán testimonio el martes y explicarán la estrategia fiscal de la empresa ante la subcomisión del Senado. El portavoz de Apple no había respondido el lunes a la solicitud para hacer comentarios.

El reflector sobre la estrategia de Apple llega en un momento de encendido debate en Washington sobre si subir —y cómo— los ingresos para ayudar a reducir el déficit presupuestario federal. Muchos demócratas dijeron que el gobierno está dejando de recaudar miles de millones porque las empresas están acumulando ganancias en el extranjero y evadiendo impuestos.

Los republicanos quieren reducir la tasa impositiva empresarial de 35% y aliviar la carga fiscal al dinero que las empresas hacen en el extranjero, al cambio que el movimiento podría animar a las empresas a invertir en casa.

El reporte calcula que Apple evitó el pago de al menos 3 mil 500 millones de dólares en impuestos federales en 2011 y de 9 mil millones en 2012 utilizando esta estrategia. La empresa con sede en California pagó 2 mil 500 millones en impuestos federales en 2011 y 6 mil millones en 2012.