EDUARDO TORRES | @EDUTORRSR
17 de julio de 2017 / 05:51 p.m.

Cuesta recordar los últimos extremos que haya tenido Rayados que tengan realmente la función de abrir la cancha, llegar a línea de fondo o apoyar a los laterales y no solo ser volantes por fuera.

El juego directo de Rayados los privaba de la necesidad de contar con esa clase de futbolistas, pero con todo y ese fútbol tan vertical había ocasiones donde necesitaban abrir la cancha y generar carriles interiores y fijar a los laterales rivales cercanos a la banda.

Los fichajes que hizo Monterrey esta temporada tampoco estaban ligados a esa función de extremo; Benítez y Avilés están mucho más relacionados a jugar por dentro o de afuera hacia adentro, pero no mantenerse en un costado. Sin embargo, cuando comenzaron a sonar rumores como Lucas Ocampos y Pity Martínez parecía que sí tenían la intención de tener a alguien con esas características.

Miguel Layún y Leonel Vangioni han sonado muy fuerte en las últimas semanas, y ellos también tienen la capacidad para hacer esto, además de que Mohamed encontró un escape con sus laterales para poder abrir la cancha. Fueron unos conceptos de juego que se vieron bastante marcados en los partidos de pretemporada, sobretodo contra Murciélagos donde Luis Fuentes y Stefan Medina eran una válvula de escape para los centrales y para el contención Jonathan González.

Las opciones de refuerzos en la lateral izqueirda siguen esa idea de abrir la cancha, Vangini lo hacía cuando inició de volante en Newell´s y siguió haciéndolo como lateral en River Plate, posición que lo llevó el fútbol europeo. Sin importar el nombre, la idea para potenciar ese concepto es la correcta.

Queda menos de una semana para arrancar el torneo, Rayados empieza a dominar una idea. Quizá le faltará adaptarse a distintos contextos de ¿posesión?

AG