JOSÉ LUIS GARZA
31 de marzo de 2016 / 12:35 p.m.

El haber perdido el olfato goleador no le inquieta a Rogelio Funes Mori, si bien reconoce que puede preocupar no hacer goles, no se desespera por ello pues ha tenido momentos de sequía peores.

"He tenido peores rachas y siempre el trabajo para mejorararme para hacer lo mejor para mí y para el equipo si está claro que en unos partidos no pude marcar pero la verdad que no me desespero, estoy muy tranquilo conmigo mismo y sabiendo que si trabajo para mí equipo el gol va a caer solo", expresó Funes.

Una de las causas de su baja goleadora puede ser el hecho de que hoy los zagueros lo marquen mejor, además de estar disminuido físicamente por las lesiones.

"Me siento igual, obviamente cuando uno llega y hace muchos goles en el siguiente torneo te conocen mejor entonces se defienden mejor pero uno siempre tiene que trabajar para mejorar cada día y eso estoy haciendo.

"Como decía venia de una lesión en tobillo que no me dejaba estar al cien porque jugué con mucho dolor pero uno tiene que sobre pasar eso y no pensar", señaló.

Descanso benéfico

La molestia en el tobillo izquierdo ya incomodaba a Funes Mori tanto que pasó por su mente la posibilidad de para para recuperarse según confesó el propio jugador.

"Uno piensa por el bien de uno jugar con dolor es peor prefiero descansar un poco pero estoy preparado para lo que sea si el técnico te dice que tienes que jugar voy a jugar pero ahora estos días me vinieron bien para descansar", dijo el artillero quien agregó.
"Al estar entrenando con dolor y jugar el cuerpo siente el desgaste, estos días me vinieron bien para descansar y hacer tratamiento para estar bien".

Así mismo admitió que llegó a jugar infiltrado en ocasiones incluyendo el Clásico regiomontano.

"Ya estoy mejor del tobillo. El clásico lo jugué infiltrado. Varios partidos con dolor pero ya mejoré", declaró