ROBERTO FLORES | @betoflores67
28 de enero de 2017 / 06:39 p.m.

Monterrey aguantó a pie firme 68 minutos con un jugador menos, por una nueva expulsión de Edwin Cardona y empató 0-0 ante un León que lo “fiera” lo dejó en su casa.

El conjunto albiazul sigue invicto en el torneo, llegó a 6 puntos, pero ya son tres empates consecutivos que no le ayudan a escalar posiciones en la tabla general; mientras que los “Panzas Verdes” se sumen aún más en los últimos lugares con apenas 4 unidades.

Antonio Mohamed salió jugando con una línea de tres centrales para aprovechar a Nicolás Sánchez por vez primera de titular como local, colocando como carrileros a Efraín Juárez y Édgar Castillo, dejando en la banca a Luis Fuentes y mandando a la tribuna a Jonathan Cristaldo, además del suspendido Walter Ayoví y el lesionado Carlos Sánchez.

Por primera vez salió a la banca en casa el uruguayo Walter Gargano y también estuvieron para un posible relevo el paraguayo Iván Piris, el colombiano Yimmi Chará y el ecuatoriano Alexander Domínguez.

Bajo una gélida temperatura, de alrededor de 7 grados, pero que se sentía de mucho menos, los albiazules enfrentaban a un rival al que le ha costado mucho el arranque del torneo, ubicado en los últimos sitios de la tabla, pero con elementos muy peligrosos al frente, pero que tenía cinco derrotas al hilo ante los regios en cualquier cancha.

Los primeros 15 minutos se fueron sin pena ni gloria, con un duelo muy cerrado en el medio campo y con apenas esbozos con algunos disparos de media distancia sin peligro de ambos lados. Siendo Dorlan Pabón y Celso Ortiz quienes más intentaban.

Sin embargo, al 21’ el árbitro Jorge Pérez expulsó sin dudar al colombiano Edwin Cardona por un supuesto codazo sobre Fernando Navarro al disputar un balón por alto, en una determinación muy rigorista. Lo que hizo que el colombiano saliera abucheado e incluso llorando por la marcación. Era su primer juego de titular después de 154 días y 14 partidos.

Con la expulsión el León tomó el control del balón, empezando a llegar mucho por el lado derecho a través de Andrés “Rifle” Andrade, pero sin tener claridad, mientras que los Rayados colocaron a Pabón a apoyar al medio campo, por la izquierda, dejando solo a Funes Mori en punta. Lamentablemente seguía ausente el buen futbol y las llegadas de peligro en ambos lados.

Al 35’ Pabón desaprovechó un rechace defensivo tras centro de Celso Ortiz y mandó por las nube su disparo cuando se antojaba para mucho más. Un minuto después Rayados volvió a tocar la puerta con un tiro de Efraín Juárez de media distancia que William Yarbrough desvío a tiro de esquina.

Parecía que los Panzas Verdes eran los que tenían uno menos, Monterrey ajustó bien y no estaba agobiado ante un rival que no generaba peligro, mientras los locales eran peligrosos en el contragolpe. Así se fueron al descanso con un 0-0 sin emociones.

Para el complemento, el técnico de La Fiera no aguantó y mandó a Carlos “Gullit” Peña a la cancha buscando aprovechar el hombre de más y desde el silbatazo se fueron al frente en busca del gol, metiendo a Rayados en su propio terreno, pero sin darle balones a su Mauro Boselli.

Funes Mori estuvo cerca en un contraataque al 51’, condujo por izquierda y dentro del área sacó tu tiro a segundo palo que salió desviado. León no encontraba las ideas y Torrente tuvo que enviar a la cancha a Elías Hernández por Burbano al 61’ y ocho minutos después Gernán Cano por Boselli.

Cano de inmediato marcó diferencia y al 71’ sacó un trallazo dentro del área que Hugo González aguantó a pie firme y evitó el gol de los felinos. El “Turco” Mohamed refrescó la delantera sacando a Pabón y Funes Mori para enviar a Yimmi Chará y Marco Bueno con 17 minutos por jugar.

Al 75’ una vez más Germán Cano estuvo cerca en un cabezazo a centro de Elías Hernández. León era dueño del balón y el dominio, mientras Rayados no podía salir de su área, pero cerraba de forma excelente los espacios a los atacantes rivales.
Al final ya no hubo nada, Monterrey supo salir del problema intacto, sin embargo, ligó ya tres empates en este arranque de torneo y una vez en casa no pudo ganar.