josé elgueta | @JMelgueta
7 de diciembre de 2016 / 11:26 p.m.

Ya está en la Sultana del Norte el nuevo lateral de 'La Pandilla', Luis Fuentes. Pasadas las 10:30 de la noche y con dos horas de retraso, el ex-unamita llegó a la terminal B del Aeropuerto Mariano Escobedo de Monterrey.

Mentalizado en cumplir con las expectativas y conseguir un título con el Monterrey, así llegó el defensor de 30 años de edad.

"Vengo con las ganas de salir campeón aquí y sobre todo llenar las expectativas con las que vengo", comentó Fuentes a su llegada.

"Si para ello tenemos que aportar su granito de arena para que esto vuelva a suceder, hay gente de mucha calidad y capacidad, con una buena dirección técnica y directivos que quieren hacer bien las cosas y sobre todo un equipo muy competitivo para que pueda volver a suceder (estar en una final) y podamos levantar la copa", expresó el ex jugador de Pumas.

Confiado en que podrá hacer un buen papel defendiendo los colores de Rayados y asumiendo que será un importante reto en su carrera, el defensa se suma a las filas del conjunto albiazul por un año en calidad de préstamo, pero con opción de compra.

"Muy contento es un nuevo reto para mi carrera, es con lo que sueñas, que más que llegar a una institución como esta que es muy buena, que es muy grande y que queremos hacer las cosas muy bien".

El lateral izquierdo llega a una posición complicada para La Pandilla por la que han pasado grandes jugadores que no han llenado el paladar futbolístico, el jugador mexicano es consciente y buscará trabajar para conseguir grandes cosas.

"Eso quiere decir que tenemos un gran reto enfrente de nosotros y sabemos que tenemos que trabajar muy fuerte para sumar al grupo. Para poder hacer bien las cosas y conseguir los objetivos que se tengan trazados".

Sobre la rivalidad que existe entre Monterrey y Tigres fue claro al comentar que sabe de clásicos y viene a aportar para poner en alto el nombre del Monterrey.

"La rivalidad ahí está, se lo que representan los clásicos, venimos con todas las ganas y el hambre de triunfos, levantar la cara y sobre todo poner el nombre de Monterrey bien alto".

Para el zaguero fue complicado salir de Pumas, pero es consciente de que enfrente tiene una gran responsabilidad.

"Es difícil, pero al final de cuentas por el bien de mi carrera es una oportunidad para dar paso al lado, para darle oportunidad a la gente joven de Pumas y esperando hacer bien las cosas aquí", finalizó el ahora jugador de Rayados.