SAÚL RODRÍGUEZ | @ELTOROSPORTS
30 de diciembre de 2016 / 09:43 a.m.

El futuro del mediocampista uruguayo, Walter Gargano, está a punto de definirse, pues si no tiene minutos en Rayados, su destino será Peñarol.

En declaraciones para el programa de radio Sport 890, el representante del charrúa, Pablo Boselli, afirmó que el jugador quiere quedarse en Monterrey y jugar.

“Peñarol lo quiere. Su prioridad es quedarse en Monterrey, si no puede jugar en Monterrey vendría a Peñarol”, indicó el promotor.

El agente aseguró que la idea es que no quede parado seis meses, sin embargo, las negociaciones están complicadas pues la diferencia de paga entre México y Sudamérica es muy grande.

“Ahora las negociaciones están en esa situación, si es que Monterrey está dispuesto a pagarle parte del sueldo. Nos marcaron en México y Uruguay y estamos hablando de un abismo de diferencia en lo que se paga. Por más que el Peñarol haga el esfuerzo, está lejísimos de pagarle lo que gana en Monterrey”.

Al ser cuestionado sobre si el contención está dispuesto a bajar su sueldo para irse con el equipo de sus amores, el promotor fue tajante y dijo que no es justo para el futbolista, quien precisamente dejó el Napoli por mejor propuesta económica de La Pandilla.

“No me parece justo, ni siquiera hablarlo. Gargano es un profesional, le quedan tres o cuatro años de carrera, está en excelente momento, tiene dos hijos. Creo que no correspondería. Él tiene que hacer lo mejor para él y es un tema entre Peñarol y Monterrey. Eso de resignar sueldos, no me parece justo”.

“Peñarol está dispuesto de hacer más allá del esfuerzo, pero la diferencia es tan grande que realmente es ahí donde empiezan estos problemas. Gargano vino a México por que le pagaron mejor que en el Napoli”, sentenció.

Boselli manifestó que sí tuvieron ofertas en el Draft del futbol mexicano pero Gargano las rechazó. Además, que grandes clubes ya lo han llamado pero no está dispuesto a irse a préstamo.

“Tuvo 10 propuestas, pero Gargano dice que a préstamo no se va a ningún lado. En México tuvo al Cruz Azul y el Morelia, sin embargo, él dijo que no, quiere a alguien que lo contrate por tres años. Y tuvo propuestas de otros clubes por seis meses, pero él no se va, se quiere quedar en Monterrey. El caso de Peñarol es un tema emocional, pero los cuatro mejores equipos de Argentina ya me llamaron. Allá en Brasil también”, concluyó.