RAFAEL RIVERA | @rafadatos
4 de enero de 2016 / 10:30 a.m.

Con la etiqueta de campeón de la Copa Libertadores 2015 con el River Plate, Carlos Sánchez llegó a Rayados como ‘refuerzo bomba’, aunque no es el primer jugador que llega a tierras regias tras haber levantado la corona continental.

Antes que el ‘Pato’, ocho jugadores arribaron a los clubes regios en los últimos 16 años tras haberse coronado en la justa sudamericana, aunque sólo tres de ellos pudieron coronarse campeones de liga.

Osmar Donizete
El primero en llegar fue el brasileño Osmar Donizete, quien se sumó a Tigres para el torneo Verano 2000, tras haber levantado la Copa Libertadores dos años atrás con el Vasco da Gama.

Pese a su estatus de figura, Donizete causó revuelo en su único torneo como felino, debido a un conflicto con la firma de su contrato, lo cual obligó la reprogramación de tres partidos de liga de los auriazules.

Walter Gaitán
Campeón de la justa sudamericana en el 2001 con el Boca Juniors, el ‘Divino’ fichó por Tigres en el Apertura 2002, para convertirse en un ídolo del cuadro regio.

Pese a ser uno de los estelares de la Liga MX en su etapa como auriazul, Gaitán no pudo coronase con los felinos, a los cuales defendió del 2002 al 2007, siendo sus máximos logros un subcampeonato y un titulo de goleo.

Julio César Cáceres
Conocido como el ‘Emperador’, el zaguero paraguayo se integró a Tigres para el torneo Clausura 2007, con el antecedente de ganar la Copa Libertadores en el 2007 con el Olimpia.

En dos torneos como felino, el defensa sudamericano se consolidó como titular, aunque su máximo alcance fue alcanzar los Cuartos de Final en su primer torneo en México.

Guillermo Marino
Mediocampista de origen argentino, arribó a Tigres en el Apertura 2007, poco después de haber formado parte del Boca Juniors que ganó la Copa Libertadores el mismo año.

Pese a las expectativas, Marino tuvo un paso irregular por el balompié mexicano, sumando cuatro goles y dos asistencias en sus cuatro torneos como auriazul.

Pedro Benítez
En medio de una crisis de resultados, el defensa paraguayo se integró a Tigres en el Apertura 2008, seis años después de ganar la Libertadores con el Olimpia.

En tierras regias el ‘Ganso’ se ganó un lugar como titular, pero no pudo evitar el andar irregular de los auriazules, siendo su máximo alcance los Cuartos de Final en su primer torneo.

Neri Cardozo
Campeón de la Libertadores en el 2007 con el Boca Juniors, además de contar con dos torneos de experiencia en México con Jaguares, Cardozo se sumó a Rayados para disputar el Bicentenario 2010.

Desde su llegada a la ‘Pandilla’, Neri se ha convertido en uno de los jugadores más exitosos en la historia del cuadro albiazul, al levantar la liga en el Apertura 2010, además del tricampeonato de la Liga de Campeones de la CONCACAF del 2011 al 2013.

Joffre Guerrón
Con fama de trotamundos el ‘Dniamita’ se incorporó a Tigres para el Apertura 2014, seis años después de ganar la Libertadores con la Liga de Quito.

Portando el dorsal auriazul, Guerrón se ganó de inmediato a la afición regia, formando parte del plantel subcampeón de la Copa Libertadores en el 2015 y de la reciente coronación en el Apertura 2015.

Rafael Sobis
Monarca de la Libertadores en el 2006 y 2010 con el Internacional de Porto Alegre, el atacante brasileño se sumó a Tigres en el Clausura 2015.

En su primer año como felino, Sobis formó parte del subcampeonato de la justa sudamericano, además de ser pieza fundamental en la coronación de los de San Nicolás en el torneo Apertura.