TOMÁS LOPEZ | @TOMASVICTOR10
3 de diciembre de 2017 / 05:36 p.m.

Por primera vez en la historia, Rayados y Tigres disputarán la gran final del futbol mexicano con clásicos regiomontanos el próximo jueves y domingo que definirán al campeón del Apertura 2017.

El Monterrey goleó en casa 4-0 al Morelia en la vuelta de la semifinal para finiquitar la serie y asegurar con un global de 5-0 su boleto a una serie por el título sin precedente.

Rogelio Funes Mori marcó tres goles en los minutos 10, 28 y 52. Carlos Sánchez agregó el otro de tiro penal al 21’.

La Pandilla no extrañó al goleador, Avilés Hurtado, quien por precaución no salió ni a la banca tras la molestia en la parte posterior del muslo derecho.

La final enfrentará simplemente a los dos mejores equipos del semestre: el líder de la tabla, Rayados, contra el sublíder, Tigres.

Si en la temporada regular Rayados tuvo el mejor ataque con 29 tantos, en la liguilla han mantenido el mismo ritmo con 11 goles en cuatro partidos.

Como sucedió en la “vuelta” de los cuartos de final contra el Atlas, Rayados definió el partido en la primera media hora al ponerse adelante 3-0.

Con la participación de seleccionados de diferentes países, la capital de Nuevo León estará en la mira del futbol nacional e internacional los siguientes siete días.

EL BOLETO

El Monterrey aprovechó al máximo los espacios generados por Monarcas y los desaciertos de su portero, Sebastián Sosa, quien había sido un bastión para su equipo en el torneo pero se mostró errático en el juego dominical.

Morelia salió con una postura ofensiva, dispuesto a buscar el par de goles que de inicio necesitaba para remontar el marcador adverso de 1-0 registrado en la “ida”.

Apenas en el primer minuto de acción, un remate de cabeza del peruano Raúl Ruidiaz pasó cerca del arco.

Luego de cinco minutos, un centro de Ángel Sepúlveda encontró sin marca en área al chileno Diego Valdés pero su cabezazo salió desviado.

El marcador se abrió en el 10’, con un balonazo desde la portería de Hugo González; el portero Sebastián Sosa dudó en salir mientras la zaga pedía fuera de lugar de Funes Mori.

El argentino fue contundente con tiro con potencia que pasó entre las piernas del arquero para el 1-0.

Monarcas desaprovechó en el 18’ un tiro penal cobrado por su figura Raúl Ruidiaz que hubiera significado el 1-1. El disparo del peruano fue atajado por Hugo González.

Carlos Guzmán punteó un balón que en la barrida de Basanta pegó en la mano del capitán argentino para que se decretara la pena máxima, que no tuvo consecuencias por el trabajo de González.

Un par de minutos después, Gabriel Achilier cometió una falta dentro del área sobre Funes Mori que Carlos Sánchez cobró para el 2-0 que marcó en rumbo del partido.

El equipo michoacano mantuvo su intención de ir al frente y Rayados como ha sido todo el semestre fue letal.

Un esférico “peinado” por Funes Mori en otro pelotazo largo dejó a Jorge Benítez solo pero su tiro cruzado salió apenas desviado.

El 3-0 cayó de manera inesperada en el 28’. En el cobro de una falta, Neri Cardozo mandó un centro franco que Sosa dejó caer de las manos para que Funes Mori simplemente empujara.

El equipo de casa aprovechó la situación y pudo haber aumentado al cuenta desde el primer tiempo. En un contragolpe de cinco jugadores Rayados contra dos defensores terminó con un centro de Neri que Sosa alcanzó a cortar.

El técnico Antonio Mohamed decidió sacar en la segunda parte a tres de sus principales jugadores en vez que el marcador estaba asegurado, al salir en cambio, “El Pato” Sánchez, Funes Mori y Dorlan Pabón.

En el segundo tiempo, el Monterrey selló el pase con el tercer gol del día para “El Mellizo” Funes Mori al rematar de cabeza un centro de Dorlan al 52’.

Sobre el final del partido comenzaron los cánticos de celebración de los aficionados que incluyeron el “tienen miedo, los Tigres tienen miedo”, y el “vamos, vamos Monterrey, te queremos ver campeón otra vez”.

Como sucedió en el Clausura 2016, la nueva casa de Rayados será la sede donde se definirá el próximo domingo al campeón del futbol mexicano.

AM