DIEGO ARMANDO MEDINA | ENVIADO ESPECIAL
23 de junio de 2016 / 11:44 a.m.

El objetivo principal en el club de futbol Monterrey para el Apertura 2016 es claro: ser campeones, de lo contrario sería un fracaso.

Así de contundente fue el atacante regiomontano Aldo De Nigris, quien reconoció que necesitan conseguir ganar el título en el segundo semestre del año para poder calificar la campaña como un verdadero éxito total.

"La expectativa como dije desde el 2008 que estoy acá y ahora que regreso es que la expectativa es ser campeón, si no se logra ser campeón es un fracaso, por todo, por la calidad de jugadores, por la mejor afición de México que tiene para mí (Rayados) y eso es lo que siempre nos proponemos, tenemos todas las herramientas para lograrlo", dijo.

De Nigris también aseguró que la parte anímica ya está recuperada luego del duro golpe que fue haber perdido la final del clausura 2016 en los últimos minutos, habiendo sido el superlíder en toda la temporada.

"Son golpes duros para hacerte más fuerte y que no vuelva a pasar. Los objetivos son claros, estar en los primero lugares que se logró, fue un éxito la liga en general, después lograr el campeonato que lamentablemente en dos minutos que te descuidas te quitan un título, sabemos que estamos preparados todos en general, el equipo ya está fuerte, con las incorporaciones creo va a estar más fuerte", aseguró.

El delantero es uno de los jugadores más experimentados en toda la plantilla del Monterrey por lo que intenta ser, junto a sus otros compañeros de jerarquía, un ejemplo positivo para los jóvenes canteranos que están realizando su primera pretemporada con el primer equipo.

"Los jóvenes tienen que exigirse al máximo y saber que oportunidades como estas hay muy pocas, me tocó vivirlo, primero tener un gran respeto a la gente de experiencia por lo que han logrado a lo largo de sus carreras pero exigirse igual.

"El respeto nada más es fuera del terreno de juego, después tienen que meter igual. Todos somos iguales acá y nosotros tenemos que ser un buen ejemplo, si ellos ven a los grandes que se exigen, ellos lo tienen que hacer al doble y ojalá salgan dos o tres jugadores importantes, hace falta para la institución", señaló.

La Pandilla continúa con su pretemporada en la Riviera Maya y este jueves ya trabajó por la mañana en la playa un lapso de poco más de una hora. Por la tarde tendrán su segunda sesión en la cancha. Puerta cerrada.