JAIME GARZA
28 de junio de 2015 / 06:16 p.m.

En el marco del 70 aniversario del Club de Futbol Monterrey, no solo los jugadores deben aparecer en los libros dorados, también aquellos que los curan merecen un espacio.

Él no es un jugador, ni un ídolo, pero bien podría identificarse como el héroe del ídolo, es decir, el doctor del equipo. Su nombre es Raúl Pedro Luna, actualmente el personaje con más tiempo laborando para los Rayados.

Pedro Luna siente los colores del Monterrey no porque lleve 23 años ininterrumpidos laborando como médico del club, sino porque desde niño ha sido hincha de este equipo.

Se escribe rápido que de los 70 años que el club cumplirá este domingo desde du fundación, los últimos 23 Luna haya formado parte de él.

"Cuando estaba haciendo mi especialización de Medicina del deporte recibimos una invitación para hacer una asesoría médica al club, por allá de 1990, cuando el equipo estaba dirigido por Pedro García", recuerda con nostalgia.

"Hicimos una asesoría médico deportiva, la cual les agradó a los directivos de aquel entonces y dos años después por invitación del doctor Juan Cervantes que era el médico del equipo en Primera División, ingresamos al club cuando se requería un médico para el equipo de Tercera División. Entonces en el año 1992 ingresé a la institución".

Luna estuvo por 3 años en Tercera División y posteriormente otros 3 en Primera ‘A’ con la filial de Saltillo. Fue en 1998 cuando pasó al equipo de Primera División que era dirigido por Pepe Treviño.

"Yo estuvo con él (Pepe Treviño) en Saltillo un par de años y me tocó que le dieran la oportunidad en Primera División, e igual me la dieron a mí", dice.

¿Con qué entrenador se ha identificado más en estos 23 años laborando en el club?


"De todos los entrenadores hemos aprendido algo, de su forma de trabajar, su metodología, recuerdo mucho a Magdaleno Cano a mis inicios, ellos fueron los primeros que me aconsejaron, definitivamente recuerdo que Pepe me dio la oportunidad de llegar a Primera, también a Benito Floro, ‘El Míster’, una persona muy paternalista, pero a la vez con consejos muy sabios. Pero también recuerdo nuestro primer campeonato con (Daniel) Passarella en el 2003".

A usted le ha tocado formar parte en 6 de los 7 títulos que tiene el club, ¿cómo vive y siente un campeonato un doctor?

"Nos llega como a todos los integrantes del equipo, es una satisfacción muy grande, la felicidad que uno obtiene y la felicidad que uno le da a nuestras familias y seres queridos es inmensa, sin embargo, cuando uno aparte de eso, tiene una afición previa a haber ingresado a la institución por este club como es mi caso que desde niño soy rayado, imagínate fue una cosa soñada el poder haber participado por primera vez en un campeonato".

¿Cuál es el mayor éxito de un doctor en un club?

"El mayor éxito es cuando logras obtener la recuperación de un jugador, o poder ayudar al jugador cuando se necesite, tanto en la cancha como fuera de ella".

¿Qué caso de recuperación de un jugador recuerda más?

"Hemos tenido bastantes casos los cuales muchas de las ocasiones han sido problemas generales, no han sido precisamente lesiones musculares porque las lesiones musculares complican, sí, pero se presentan con tiempo, sin embargo, las que nos complican y con las que no contamos y que a veces se presentan hasta horas antes de los partidos son las enfermedades en generales, síntomas como la gastritis o algún problema gripal".

¿Con qué jugador se ha identificado más en estos 23 años se servicio al club?

"He tenido bonita relación con muchos jugadores tanto por su forma de ser y su estilo de juego, es difícil elegir uno, pero te puedo decir que antes de entrar a la institución me identificaba mucho con la forma de jugar de Germán Martellotto, no me tocó tenerlo como jugador, sin embargo, en aquella asesoría de 1990 sí me tocó evaluarlo. Ya como médico del club lo tuve como compañero de asistente técnico y fue algo increíble para mí, el poder estar a un lado con uno de mis ídolos y haber trabajado con él y además haberlo tratado como persona que es excelente persona".

DATO

En 1992, hace 23 años, el doctor Raúl Pedro Luna recibió la invitación del doctor Juan Cervantes, médico de Rayados en Primera División, para hacerse cargo del equipo de Tercera División. Tres años después fue ascendido a la filial de la Primera A con el saltillo y fue en 1998 cuando fue promovido por el entonces técnico Pepe Treviño para el equipo de Primera División.

CIFRAS

23 los años que tiene el doctor Raúl Pedro luna laborando en el área médica del Club de Futbol Monterrey

6 los títulos de Rayados en los que ha formado parte, Pedro Luna.

SU ÍDOLO

Germán Ricardo Martellotto con el que pudo laborar como asistente técnico.