tomás víctor lópez
12 de agosto de 2015 / 06:16 p.m.

Aunque al final sobresale la reacción ofrecida por el Monterrey, Hiram Mier reconoció que el trabajo del sector defensivo quedó a deber en el partido contra el Pachuca.

El capitán de los Rayados dijo que deben ser sólidos en la zaga porque no siempre les alcanzará para remontar un marcador adverso.

“Creo que nos falta ser eso, un poco más sólidos porque hoy se metieron cuatro goles pero por ahí a veces las cosas no salen arriba y con que te metan dos goles o un gol ya no te puedes levantar”, declaró Mier.

“Tuvimos esa fortuna de que los de adelante andan bien, andan metiendo goles y buscamos ser más sólidos atrás”.

Aunque en la visita al Atlas mantuvieron el cero en contra, el equipo regiomontano ha aceptado seis goles en dos juegos, ante Pumas y Tuzos.

¿La defensa quedó a deber?

“Sí, yo la verdad me fui contento por el triunfo pero con el trabajo que hicimos defensivamente no estoy muy contento, nos metieron tres goles y es como te digo, creo que son cosas que tenemos que corregir, a ser más sólidos, a trabajar más y estar más concentrados”, admitió el defensa central.

“Como les comento, el segundo gol pasa por desconcentración y bueno, creo que ahora este partido que viene el fin de semana también hay que buscar ganarlo”.

¿Y LA AFICION?

El respaldo de los aficionados se vive con mayor intensidad en la nueva casa de los Rayados, indicó Hiram Mier.

“Sí, la verdad que se siente mucho más, ayer (martes) todo el partido la gente estuvo metida, aunque estábamos con el 2-0 la gente seguía apoyando, se sentía, yo creo que eso también nos ayudó a darle vuelta al marcador”, declaró el canterano

“Nunca bajamos los brazos, nunca bajamos la cabeza y fuimos para adelante y se nos dio el resultado”.

Mier dijo que buscarán ser consistentes tanto en casa como de visita, y el sábado buscarán la oportunidad de seguir sumando en la visita a Dorados.


EL APUNTE

Jonathan Orozco no trabajó al parejo de sus compañeros este miércoles. Aunque no se ha dado un reporte médico, el portero refleja una molestia en el muslo derecho desde el juego contra el Atlas.