ALEJANDRA GONZÁLEZ - @ALEGONZALEZ7
17 de agosto de 2016 / 11:21 p.m.

El Árabe Unido le complicó al Monterrey la clasificación, y el técnico del equipo, Sergio Guzmán se va con una sonrisa en alto, al destacar que hoy fueron superiores al rival que veían más complicado ganarle. Al más reciente tricampeón de la Liga de Campeones Concacaf.

"Los muchachos fueron valientes, fueron capaces de ir a la batalla, han creído en una idea y eso lo vinieron a plasmar acá con mucho empuje. Hicimos trabajar al Monterrey al doble, hoy la victoria estaba para el Árabe y nos vamos felices de enfrentar a un equipo con tanta historia como el Monterrey".

Desde que llegaron a la ciudad se sorprendieron con las instalaciones de ‘La Pandilla’, siendo para ellos un ‘plus’ en la victoria obtenida, destacando que hicieron ver mal al los dirigidos por Antonio Mohamed.

"Yo tuve la oportunidad de jugar 20 años a futbol profesional y vienes acá y te encuentras instalaciones como estas... De donde viene uno y eso que vengo de Colombia, en Panamá apenas se está desarrollando. No sólo es uno, son todos, hoy hicieron ver pequeño a un grande. El Árabe dio un golpe muy fuerte.

“Aquí es otra cosa, están 10 o 20 escalones más arriba de nosotros, ellos tienen todo, cobran demasiado dinero pero eso no lo pueden meter en el terreno de juego, ellos deciden si quieren ir por más”.

El estratega le dio todo el mérito de la victoria a sus jugadores, destacando los elementos que se han incorporado a su plantilla.

“Eso es lo que pretendemos, desde que llego esta intentando hacer eso, le da oportunidad de muchos y los veteranos dan la mano fuerte. Los muchachos cada día quieren ser más integrales no solo quieres ser buenos jugadores, buenos papás, buenos profesionales, cada día queremos dar un paso más adelante.

"El dar el primer paso y darlo como lo dimos es un golpe de opinión, se han incorporado muchachos de selección que han tenido su recorrido y que le dan un toque de mucha madurez al equipo, estos partidos siempre van a ser así, nos ven abajo y los equipos de Estados Unidos y ahora el Monterrey. Los muchachos hoy creyeron, esto no fue fortuito los muchachos trabajaron y lo dieron todo”

Antes de que iniciara la rueda de prensa, se escuchaban una serie de cánticos y alabanzas en los vestidores del equipo visitante, y el estratega aclaró que es un tipo ritual que tiene el equipo en cada partido, ya se al final, al inicio o al medio tiempo.

"Ellos empiezan a orar cantando, tocan lo que sea y empiezan a alabar al señor y entran a un ritmo impresionante, los primeros 10 min entran con la chispa adelantada. Lo hacemos en todos lados, y los muchachos se sienten colmo unos verdaderos guerreros”, finalizó.