DIEGO ARMANDO MEDINA | @dgoarmando
27 de octubre de 2017 / 07:29 a.m.

Estos dos matones no necesitaron de adaptación. Apenas en su primer torneo Avilés Hurtado y Enner Valencia llegaron al futbol regio pisando fuerte y a falta de cuatro partidos están a tiro de piedra camino al título de goleo.

Los dos morenazos llegaron como los refuerzos más importantes del semestre en Monterrey y Tigres y al paso de 13 jornadas, el colombiano y el ecuatoriano han desquitado todos y cada uno de los centavos que cada institución pagó por ellos.

Ambos atacantes registran ocho goles en su cuenta personal, solo uno abajo de quien hoy es líder de goleo Mauro Boselli, sin embargo al delantero de León solo le quedan tres encuentros.

Con ocho anotaciones también aparecen en la lista de goleadores Raúl Ruidiaz, Julián Quiñones y Víctor Guzmán, pero ellos al igual que Boselli tienen solo tres duelos por delante.

Avilés y Enner tienen ventaja en ese aspecto al tener un partido pendiente que les dará la posibilidad de tomar ventaja sobre los contendientes; Julio Furch de Santos Laguna es el otro perseguidor del título de goleo individual y él sí está en la misma situación al registrar ocho tantos y cuatro encuentros por jugar.

DE LAS CRITICAS A LOS APLAUSOS

Para Avilés Hurtado ha sido un cambio radical el sentir de los aficionados hacia su persona y el futbolista. Al anuncio del ex de Xolos como refuerzo de su equipo, la afición rayada no tenía confianza en el atacante cafetalero e incluso las criticas fueron duras.

Sin embargo los hechos, el futbol y sobre todo los goles han hecho cambiar de parecer a los hinchas albiazules y hoy en día Avilés Hurtado es de los hombres más aplaudidos en la nueva cancha del Monterrey.

DEMUESTRA CON CRECES

Enner Valencia llegó a Tigres con la expectativa muy alta. Desde que se dio a conocer se vestiría de felino, el sentir popular fue de mucha confianza y positivismo pues llegaba uno de los mejores goleadores ecuatorianos que ya había demostrado en México.

Valencia ha superado en su cuota goleadora a tres compañeros que ya estaban adaptados al equipo como Gignac, Vargas y Sosa, tomando las riendas del gol con unos Universitarios que hoy en día son la mejor ofensiva del campeonato.

DP