11 de mayo de 2013 / 08:09 p.m.

Ciudad de México  • Las impresoras 3D trabajan gracias a un programa que diseña previamente el objeto a construir; sin embargo Thinker Thing, con el financiamiento del gobierno de Chile creó un software capaz de “leer la mente” y fabricar un objeto sin necesidad de hacer un boceto digital previo que no sea el mental; es decir, es capaz de realizar cosas con solo pensarlas.

El primer objeto impreso a través del pensamiento hace dos días fue creado/pensado por George Lakowsky, CEO de la empresa. El objeto fue muy simple; sin embargo, es un gran avance tecnológico puesto que a través del pensamiento Lakowsky fue capaz de controlar un proceso mental para la materialización de un objeto 3D utilizando pequeños impulsos eléctricos detectables en el cerebro.

El invento funciona presentando al usuario un “ADN base”, según explica Thinker Thing. Dicha base “evoluciona” con el pensamiento de la persona gracias a la ayuda de un programa que va presentando alternativas. Cuáles trazos se quedan y cuáles se van es determinado por la respuesta emocional del usuario. Dichas decisiones son medidas utilizando un cintillo Epoc para leer la reacción cerebral del usuario.

“Podemos determinar las características del ADN base que evocan respuestas, y usar eso en un proceso de selección natural que refina la siguiente generación de objetos. De esta manera, en un corto periodo de tiempo, el usuario hace crecer un modelo usando su mente”, explica Bryan Salt, fundador de Thinker Thing.

El propósito con el que fue creado el sistema de Thinker Thing es que los niños imaginen monstruos que luego puedan imprimir como juguetes. De hecho, en futuro próximo la empresa pretende llevar este sistema a escuelas de diversas regiones de Chile para que los niños puedan imprimir sus propios monstruos, usando su mente.

“Ahora en lugar de leer sobre tecnología desarrollada en otros lugares del mundo, estos niños están involucrados directamente en un proyecto de avanzada aquí mismo, en su propia ciudad”, destacó Salt.

La idea es llegar a gran cantidad de escuelas y luego hacer una exposición con los monstruos salidos de la mente de los niños. Para lograrlo, el grupo está recaudando fondos en Indiegogo.

Glow Murata