EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
31 de mayo de 2018 / 11:57 a.m.

La contratación de Jesús Gallardo tenía suficiente tiempo esperando ser anunciada, el propio jugador ya lo había confirmado y sólo algunos temas administrativos habrían provocado que no se hiciera oficial.

Rayados sabía muy bien lo que quería y necesitaba, no dudó en comprarlo y ahora hay que ver si son las soluciones adecuadas para los problemas que tienen.

Primero hay que conocer a Gallardo, un zurdo nacido en Tabasco de 23 años. Debutó en la Liga MX en 2014, jugó 106 partidos con Pumas y en Selección nacional lleva más de 20 apariciones desde 2016 hasta la fecha.

Debutó precisamente ante Rayados en una victoria de Pumas 4-1 en CU. Es de los jugadores de la cantera puma que más han brillado y han logrado sostenerse desde los últimos años, esto tiene que ver con sus características de juego que son: buena llegada a línea de fondo, domina toda la banda izquierda, posee sacrificio defensivo, buen uno contra uno ofensivo y defensivo, su nivel de finalización es aceptable, sabe jugar muy bien para un centro delantero, como fue con Dante López y Nicolás Castillo.

Su carrera la inició como extremo por izquierda, su hábitat de juego eran solo los últimos metros de la pradera izquierda, pero la salida de Luis Fuentes creó una necesidad en Pumas que lo hizo convertirse en un lateral por izquierda, fue así que llegó a selección mexicana y cabe mencionar que con su 1.76 es de los mejores elementos que hay para el juego aéreo. Esto es clave para la confianza que le tiene Osorio.

Sabiendo todo esto, hay que responder varias preguntas: ¿dónde va a jugar con Rayados? ¿Era una contratación necesaria? ¿Es un jugador de características idóneas para lo que requiere Diego Alonso? ¿Qué podemos esperar de él?

Espero verlo jugar como un extremo por izquierda. No le daría responsabilidades de muchos uno a uno defensivo, sino que colaborar en el dos a uno con el lateral Vangioni, un elemento que me parece fundamental también para poder dominar toda la banda de la izquierda.

Que lo hayan contratado no creo que sea nada más un capricho. Es de los jugadores mexicanos con mucha más proyección de la actualidad, apenas tiene 23 años y va a jugar el Mundial. Es zurdo, es multifunción por la banda izquierda y vuelvo a darle énfasis en algo: es mexicano. Esto que tanto ha sufrido Rayados para tener una muy buena base de jugadores nacionales, una situación que me parece importante para lograr sostenerte durante 23 partidos del semestre entre liga y liguilla.

Desde diciembre que contrataron a Urretaviscaya llamaba la atención de por qué contratar a un jugador tan extremo si el equipo no utilizaba a ese tipo de jugadores, e incluso Mohamed no lo llegó a explotar como tal. Ahora que llega Gallardo, seguramente es para que Diego Alonso utilice a los 2 extremos naturales, uno por cada banda. Urretaviscaya corriendo toda la derecha y Gallardo toda la izquierda, ambos a perfil natural, con un buen nivel de finalización y mucha ayuda a los laterales para hacer el dos contra uno defensivo.

De él podemos esperar ver a un extremo natural, algo que hacía tiempo no se veía en Rayados. Sobretodo esto colabora a que el nivel de Vangioni no baje como fue la temporada pasada, hay que recordar que no había tantos apoyos defensivos y ahora los habrá. Y en la parte ofensiva, será un constante distribuidor de centros para Rogelio Funes Mori, un jugador que tendrá que cambiar su recepción de balones de frontal a lateral, un tema que ya analizaremos en otra ocasión.