jaime garza
5 de mayo de 2015 / 07:46 p.m.

El hombro izquierdo continúa causándole problemas al portero Jonathan Orozco; sin embargo, esta vez el arquero aseguró que su lesión no es de gravedad.

Jonathan reveló que la semana pasada tuvo un choque fuerte con Efraín Juárez lo que le provocó un golpe y una inflamación en su hombro izquierdo. De tal manera que ante Chiapas tuvo que infiltrarse para poder jugar y no dudó que haga lo mismo el próximo sábado ante Pumas.

"Hubo una jugada con 'Efra' (Juárez), me pegó en el acormio, y pues mis hombros me han dado un poco de lata. Traigo un poquito de inflamación, de líquido, no he podido entrenar, la semana pasada entrené, pero tuve que jugar con infiltración y ahorita estamos tratando de dejar descansar el hombro para que se desinflame lo más posible para el sábado. Yo espero entrenar mañana (miércoles) y estar listo para el sábado", compartió.

¿Desde cuándo traes esa inflamación?

"Tengo dos semanas así; no he podido entrenar al parejo. En el día del partido nos infiltramos, no es la primera vez ni la última que lo hago. Estos partidos como el de contra Chiapas no te lo quieres perder, las veces que se tengan que hacer estoy dispuesto por el equipo".

¿Pero no corres riesgo de que se agrave la lesión?

"No, no corro el riesgo. No tengo una lesión considerable, sólo es un golpe, una inflamación, es como si te doblas el tobillo y te infiltran, es el mismo riesgo que correría si estuviera bueno y sano. No hay nada fuera de lo común bendito Dios, es algo que hemos platicado con los doctores y todo está en orden".

¿Y te vas a volver infiltrar?

"Lo más seguro es que sí porque no me ha parado el dolor. Tendría que parar 10 días para que baje completamente la inflamación y no ha podido bajar, y la verdad ya es lo último (del torneo). Hay que dejarlo todo para el final, si nos alcanza (clasificar) será algo muy bueno, y si no, nos vamos con la tranquilidad de que hicimos hasta lo último".