DIEGO MEDINA
16 de noviembre de 2016 / 02:29 p.m.

En Rayados hay mucha confianza en que se meterán a la fiesta grande del futbol mexicano y lo harán en grande pues al menos el sentir del colombiano Yimmi Chará es que el Monterrey ya en liguilla será un equipo muy peligroso.

Como invitado especial en RG LA DEPORTIVA en ‘La Hora de Willie González’, el atacante albiazul confesó la preparación que están teniendo para el duelo del sábado en Morelia donde saben lo que se juegan y buscarán ser agresivos para derrotar a Monarcas y seguir con las espiraciones de meterse a los cuartos de final.

“Pienso que en la liguilla vamos a ser fuertes, vamos a dar pelea hasta lo último. Somos un equipo que creamos muchas opciones de gol, lastima no hemos podido concretar en partidos decisivos, partidos directos y por eso estamos en esta situación.

“Hay que ser agresivos (ante Monarcas), por lo que estamos jugando hay que tratar de imponer las condiciones nosotros”, señaló Chará.

ACEPTA CONSEJOS
Yimmi Chará sabe que como futbolista a los 25 años aún tiene muchas cosas por mejorar y una de esas es la forma de patear al arco.

El jugador cafetalero recibe consejos de su entrenador, de sus compañeros e incluso escuchó al ex futbolista Raúl ‘Cora’ Isiordia que al aire le aconsejó como parar su cuerpo a la hora de disparar, algo que le ayudará para marcar más goles en su carrera.

¿Quién te aconseja más de tus compañeros?
“El que más habla es Walter Gargano”

¿Antonio Mohamed qué te dice?
“Me aconseja como pegarle al balón, mucho. Muchas veces si lo hago (quedarse después de los entrenamientos)”.

“No es miedo (a tirar) es a veces la posición con la que esté uno. Uno veces no ve esos detalles pero a largo plazo te ayudan a mejorar mucho. La verdad me han dado consejos y los he seguido, me han dado mucho resultado”.

MOLESTA QUE COMPAÑEROS NO TRABAJEN AL CIEN
Sin dar nombres ni señalar que esté sucediendo en el presente con el Monterrey, Yimmi Chará aceptó que le molesta cuando un compañero no se entrega al máximo.
Chará respeta la forma de entrenar de cada compañero de profesión, sin embargo ya cuando pega en el resultado grupal, es algo que termina por fastidiarlo.

“Molesta ya cuando hace parte del trabajo de uno, porque pienso que cada uno tiene su forma de prepararse de entrenar pero ya cuando influye en lo grupal ya hay que molestarse, se toma alguna decisión, se habla con él”, aseguró.