NOTIMEX
25 de julio de 2015 / 10:15 a.m.

El sueño del club Monterrey se concretó, pues la cuenta regresiva comenzó para la inauguración del nuevo estadio, en la cual Tonatiuh Mejía aseguró habrán sorpresas a la altura del que se considera será uno de los mejores inmuebles de América Latina, que está prácticamente listo.

Mejía, vicepresidente administrativo de los Rayados y responsable del proyecto del estadio, declaró que “es un sueño hecho realidad que cada día se concreta de la mejor manera y estamos listos, a pesar de que las lluvias nos afectaran en el proceso de trabajo”.

La ceremonia protocolaria de la inauguración del nuevo estadio será el próximo 1 de agosto, donde se espera la visita de autoridades federales, estatales y municipales, así como los directivos del club y diferentes invitados.

Al día siguiente, el 2 de agosto, se realizará el primer cotejo y será ante el Benfica de Portugal, actual campeón del balompié de ese país, donde estará en juego la Copa Eusebio, que fue creada en el 2008 para rendir homenaje a Eusebio da Silva Ferreira, uno de los mejores futbolistas de la historia portuguesa y de ese equipo.

Esta será la segunda ocasión que ese trofeo, que han disputado clubes como Real Madrid, Milán, Inter de Milán, Arsenal, Tottenham y Ajax de Holanda, lo busque un equipo del continente americano, luego que el primero fue el Sao Paulo de Brasil, en 2013.

El inmueble fue construido en el municipio de Guadalupe, Nuevo León, y actualmente se trabaja a marchas forzadas para que esté listo para el día de apertura.

“Hoy ya estamos terminando, estamos con los dedos en la puerta, los días y las horas contadas, lo que resta son trabajo exteriores, hacia el interior estamos en las labores de limpieza y afuera haciendo plantaciones en la reforestación que se hizo en la zona, los cajones de estacionamiento y todo lo que tiene que ver con la proceso constructivo en la cabecera sur”, indicó Mejía.

El nuevo estadio de los Rayados tendrá una capacidad para 51 mil espectadores y contará con diversas características que lo harán un estadio atractivo para el aficionado, como son dos “club lounge”, uno de ellos con una zona de juegos infantiles y un restaurante para las áreas de asientos “Club Seat” y Suites.

Habrá también otro restaurante para todo el público, conectividad wifi, contará con 900 pantallas, espacios arborizados, concesiones de alimentos y bebidas, además de tienda oficial del club.

Desde luego resalta la superficie de césped, la cual cuenta con una mezcla híbrida de pastos que permite sea resistente tanto en el invierno como en el verano, algo que ya se ha utilizado en otros inmuebles.

Todo está prácticamente listo, por lo que a consideración de Tonatiuh Mejía sólo falta que llegue la fecha para festejar en grande la apertura de la nueva casa de los Rayados.

“Esperamos un corte de listón, la presencia de la autoridad local, municipal y federal el 1 de agosto, una ceremonia a la altura y el 2 de agosto la celebración ha sido planeada para mover las fibras de la comunidad regiomontana, es una noche para celebrar también los 70 años de existencia del club”, dijo.

“Esperamos que los aficionados vean lo que ha pasado en estos 70 años y volviendo a vivir momentos gloriosos, es en lo que va a basarse el evento, acompañado de efectos multimedia, de sonido y luz, esperamos sea emotivo para todos”, expresó.

Está asegurado el lleno para el encuentro inaugural, ya que están vendidas todas las localidades para los encuentros que se jugarán en ese estadio durante el Torneo Apertura 2015 de la Liga MX.

El vicepresidente administrativo del club dijo que algo a resaltar es que una vez que comience la actividad, aspiran a ser el primer estadio de futbol en el mundo que esté certificado por Leed, que es una metodología que asegura es un edificio orientado a la sustentabilidad.

Así, todo está listo para la apertura del nuevo estadio de los Rayados de Monterrey el próximo 1 de agosto, que significará concretar el sueño que comenzó a construirse hace cuatro años.

El nuevo estadio contará con una tienda oficial del club, dos “club lounge”, uno de ellos con una zona de juegos infantiles y un restaurante para las áreas de asientos “Club Seat” y Suites.

Además, restaurante para todo público, conectividad wifi, pantallas gigantes, 900 pantallas en diferentes zonas del estadio, espacios arborizados y concesiones de alimentos y bebidas.

La capacidad e para 51 espectadores y el monto de inversión fue de 200 millones de dólares, construido en un tiempo de cuatro años. El estadio se ubica en Pablo Livas 2011 La Pastora, en el municipio de Guadalupe, Nuevo León.

Las dimensiones del recinto son 49 metros de altura exterior norte, el largo es de 269 metros y la amplitud de 227 metros, en tanto el perímetro exterior del estadio es de 814 metros, construido en 245 mil metros cuadrados de terreno, con una estructura de acero y aluminio en cubierta, fachada y canceles.