DIEGO MEDINA
29 de abril de 2017 / 02:01 p.m.

Sin querer dar declaraciones los Rayados del Monterrey regresaron cabizbajos después de la derrota la noche del viernes en el puerto jarocho ante Veracruz.

La Pandilla viajó por la mañana y poco después del medio día del sábado apareció en las llegadas nacionales de la terminal A en donde uno a uno los jugadores fueron tomando sus coches o taxis para ir a sus hogares.

Los futbolistas atendieron a los presentes en el aeropuerto que les pedían la fotografía del recuerdo; Cesar Montes fue el más asediado y le seguían recordando el gol del pasado 22 de abril que le dio el triunfo a su equipo en el clásico 110.

El plantel descansará el sábado y el domingo acudirán en diferentes grupos a su nuevo estadio a festejar junto a sus pequeños aficionados el tradicional día del niño Rayado que será desde las 09:00 y hasta las 18:00.