jaime garza
5 de mayo de 2015 / 07:56 p.m.

El mayor logro que Jonathan Orozco consiguió en el estadio Tecnológico y que nunca olvidará no fue ninguno de los cinco títulos que Rayados consiguió con él en la portería, sino haber cambiado los abucheos por aplausos.

Jonathan debutó el 13 de agosto del 2005 ante Atlas a sus 21 años. Aunque era muy joven, el arquero canterano fue blanco de críticas por el Tecnológico, que no le tuvo paciencia por los errores que cometió principalmente en sus salidas.

Pero en la medida en que se fue asentado y agarrando mayor experiencia, Jonathan de la mano de una defensa experimentada, fue acumulando elogios y reconocimientos del público hasta convertirse en lo que es hoy un ídolo.

"Hay muchos sentimientos de por medio, el día que debuté (13 de agosto del 2005 ante Atlas), ya voy a cumplir 10 años de mi debut y ahora será la última vez que lo voy a pisar. Hay cosas muy bonitas, muy difíciles que también que me tocó vivir aunque no dentro de la cancha como a aquella vez que estuvimos a punto de descender (9 de mayo de 1999), pero yo creo que han sido más las buenas que las malas al menos lo que me ha tocado a mí.

"Han sido finales, volteretas, pero siempre lo he dicho que mi mayor logro es el haber cambiado los abucheos por aplausos, es lo que me quedo con el Tec. Nunca se me va a olvidar a los 21 años los abucheos que me tocó vivir, y que después con actuaciones, con trabajo, podríamos revertirlas y que la gente pudiera confiar en un portero de la cantera. De repente en otras posiciones se daba muy fácil, pero en la portería era complicado, venían porteros de otro lado", externó.