JOSÉ ELGUETA | @JMELGUETA
23 de noviembre de 2016 / 04:40 p.m.

El presidente número 27 del Club de Fútbol Monterrey fue presentado en la este martes, Duilio Davino, será el jerarca en el Clausura 2017, el encargado de las decisiones tanto positivas como negativas que pueda enfrentar el club. Tendrá la vara muy baja, pues los primeros torneos de sus últimos cinco antecesores no fueron para nada destacados.

Luis Miguel Salvador
que dejará sus funciones el 31 de diciembre vivió su primer semestre en el Apertura 2012. Siendo el único que consiguió la calificación a la fiesta grande del fútbol mexicano, quedando en la séptima posición con 23 unidades, enfrentó a Tijuana comandado por Antonio Mohamed, que los dejó fuera del torneo en la fase de Cuartos de Final.

Su primer clásico fue una derrota por la mínima diferencia en el estadio Tecnológico, la anotación fue de Alan Pulido en esa oportunidad. Antes de Salvador, el encargado de las decisiones en el conjunto albiazul fue el mandamás de la época dorada, el señor Jorge Urdiales, responsable del equipo entre el 2001 al 2012.

El Verano 2002 fue su primer torneo como presidente, justamente cuando llegó como técnico el argentino Daniel Passarrella, sin embargo el primer semestre fue malo y sólo se consiguieron 20 unidades, quedando fuera de Liguilla. El clásico en ese momento se vivió en el Volcán Universitario y fue un opaco empate en blanco.

Ricardo Garza Villarreal fue el jerarca sólo por un año en el año 2000 hasta el 2001, su primer semestre fue el Verano del 2000, quedando ‘La Pandilla’ en la fase regular consiguiendo tan sólo 21 unidades, sin opción de ingresar a la Liguilla del fútbol mexicano. El clásico que vivió fue en el estadio Tecnológico y al igual que su predecesor fue una igualdad por 0 – 0.

Tan sólo un año también fue presidente del conjunto albiazul Gilberto Lozano y el primer reto que vivió a cargo de Rayados, fue en el Invierno de 1999, un opaco semestre en el que tan sólo se consiguieron 19 puntos, sin entrar a Liguilla, además se perdió el clásico regiomontano 2 – 0 disputado en el estadio Universitario, los dos goles fueron obra de Luis “Matador” Hernández.

El quinto presidente que antecede a Duilio Davino como el gran jerarca de la institución albiazul fue Jorge Lankenau Jr. En el periodo 1998 a 1999, su primer semestre fue en el Invierno de 1998, quedándose sin fiesta grande al obtener tan sólo 19 unidades en las 17 jornadas, además el clásico fue un empate 1 – 1 en el estadio Tecnológico, los goles fueron obra de Luis Hernández para los felinos y Marcelino Bernal para Monterrey.

Ahora el objetivo del joven nuevo presidente de albiazul, será mejorar lo ya realizado por sus antecesores, buscando ser un invitado constante a la fiesta grande del fútbol mexicano y ganar en cada encuentro a su archirrival, los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León. El camino será largo y recién comienza.