diego armando medina
2 de marzo de 2016 / 08:33 a.m.

Jonathan Orozco no le tiene miedo a los Tigres ni a nadie. Solo hay dos cosas a las que ‘Spiderman’ le tiene temor: a la muerte y a un asalto.

Así de claro fue el guardameta del Monterrey al cuestionarle sobre la peligrosidad de la ofensiva de los felinos que hoy en día es la mejor del torneo y cuenta entre sus filas al francés Andre Pierre Gignac, líder de goleo del clausura 2016.

¿Hay algún miedo para Jonathan previo a este clásico?
“No, le tengo miedo a morirme, nada mas, yo no le tengo miedo a nadie, tengo miedo a que me salga un ‘wey’ con una pistola, a eso sí le tengo miedo pero fuero de eso no le tengo miedo a nada. Bendito Dios no me ha privado de nada, ni de lo bueno ni de lo malo”.

ES NUESTRA FINAL. EL CLÁSICO DEL BULLYNG
Quien no la ha vivido no puede entender la pasión y la magnitud que tiene el clásico entre Monterrey y Tigres, así lo definió el portero rayado Jonathan Orozco que también aseguró este duelo es como una final.

El regiomontano canterano rayado, reiteró el sabor y la forma en que vive los derbys regiomontanos, una forma de disfrutar de sobremanera la semana previa y el duelo ante el acérrimo rival.

“Para mí lo es (como una final), siempre lo he dicho, para mí es la final de los regios, la final del bullyng, la final del carro, entonces creo es algo que disfruto mucho, es algo muy diferente a lo mejor a lo que puedan vivir otros más”, aseguró.