DIEGO MEDINA
27 de abril de 2017 / 12:06 p.m.

Antonio Mohamed no quiso sacar a la luz el 'problema' que tuvo en el interior del grupo en el partido de la jornada 14 ante Toluca, una semana antes del clásico que lo orilló a dejar a Carlos Sánchez y Cardona en la banca ante Tigres.

El técnico de La Pandilla simplemente describió lo sucedido como una cuestión interna que sirvió para dejar en claro el mensaje que nadie tiene el puesto comprado; incluso le dio gusto el equipo ganara el clásico con otros hombres en la cancha.

"Uno hace siempre lo mejor para el equipo, es una situación grupal que no va a salir a la luz pública y preferimos mantenerla así. Acá el menaje es que puede jugar cualquiera, nadie tiene el lugar comprado.

"Es una competencia por un puesto. Me pone contento hayan jugado otros compañeros y el equipo haya ganado. Esa dinámica a nosotros nos sirve mucho porque tenemos a todos los jugadores muy motivados", aseguró.