jaime garza
8 de mayo de 2015 / 08:57 p.m.

Aunque no quiere desconcentrarse en la parte emotiva de la despedida al estadio Tecnológico, este sábado ante Pumas se cumplirán 16 años de aquella "Batalla del 9 de mayo" que Antonio Mohamed nunca olvidará.

El técnico del Monterrey reconoció que el partido que más recordará será aquel en el que como jugador lideró la salvación del equipo ante Puebla en 1999.

El suceso histórico de tal fecha es se debió a que el Monterrey rescató el empate que necesitaba para permanecer en Primera División.

"Ustedes como periodistas han vivido muchas historias ahí, es un estadio histórico del futbol mexicano, seguramente cada uno tendrá sus recuerdos y anécdotas.

"Yo el partido que más recuerdo es el partido contra Puebla, que peleábamos por el no descenso y es el que más recuerdo, pero es un estadio histórico y hay que disfrutar el día de mañana. Después van a venir tiempos mejores", dijo en principio.

¿Qué es lo que más recuerdas de aquel partido contra Puebla?
"Mucho nervio y un desahogo muy grande porque había mucha presión hacia mi persona en ese momento. Eran muchos jóvenes jugando y yo era el jugador de más experiencia y recaía la presión sobre mí y por suerte pudimos salvarnos".

Mohamed aclaró que los verdaderos presionados son aquellos jugadores entrenadores, directos y aficiones que pelean por no perder la categoría, y por ello, reconoció no querer estar en los zapatos de Leones Negros o Puebla.

"Es muy diferente mi presente a aquel, descender es muy diferente a pelear arriba, por descender es lo que peor le puede pasar al club deportivamente. En cambio, si no entras en la Liguilla es parte del torneo, pero realmente la presión es parte de eso.

"Presionados pueden estar Puebla y Leones Negros, muy presionados, y nosotros jugamos por otro torneo: la gloria. Y para ellos es muy difícil este fin de semana, no me gustaría estar en el lugar de ellos", compartió.

No obstante, Mohamed ya no quiso involucrarse más en el tema, en la nostalgia por la posible despedida al Tec.

"Realmente es un poco raro porque no sabemos si será el último partido (contra Pumas), entonces no lo vamos a saber hasta el domingo (si clasifican o no). Yo realmente me voy a concentrar en trabajar nuestro partido para ganarlo, tampoco quiero desconcentrarme en otra cosa.

"Después del juego seremos parte de la historia y será el último partido de Liga (fase regular) en el Tec, pero la parte emotiva pasa a segundo plano o pasa para la gente que está de a fuera, nosotros tenemos que concentrarnos en ganar el partido", agregó.