30 de mayo de 2013 / 03:39 p.m.

Motorola planea lanzar un nuevo teléfono inteligente hecho en Estados Unidos, dijo su presidente ejecutivo, Dennis Woodside, confirmando las especulaciones de que el fabricante de teléfonos móviles busca regresar al muy competitivo mercado que alguna vez dominó.

Motorola, que fue comprada por Google Inc por 12 mil 500 millones de dólares en el 2012, ha cedido permanentemente participación de mercado ante Apple Inc y Samsung Electronics Co Ltd, debido a que sus más recientes aparatos han tenido una recepción relativamente tibia.

El nuevo teléfono, llamado el Moto X, será construido en una instalación de 46 mil 500 metros cuadrados en Texas que para agosto empleará a unas 2 mil personas.

Woodside dijo en la conferencia AllThingsD en Palos Verdes que estaba "muy confiado en losproductos que vamos a enviar en el otoño (boreal)".

El nuevo teléfono inteligente debutará en un mercado dominado por el iPhone y la gama de aparatos Galaxy de Samsung.

Woodside dijo que el Moto X se beneficiaría del conocimiento de Motorola en el manejo de sensores de baja energía, como acelerómetros y giroscopios, que pueden diferencia contextos de uso y apagar ciertos componentes cuando no son necesarios, ahorrando batería.

Los ingenieros de Motorola también han elaborado procesadores que ayudarán a ahorrar energía, dijo sin entregar detalles.

Los ingresos del negocio de Motorola cayeron a mil 20 millones de dólares en los primeros tres meses del año, desde mil 510 millones en el cuarto trimestre. Reportó una pérdida operativa de 271 millones de dólares.

Reuters