6 de agosto de 2013 / 03:57 p.m.

En los cuatro decenios transcurridos desde que Motorola mostró un prototipo del primer teléfono celular del mundo, la compañía ha visto a Apple, Samsung y otros innovadores sobrepasarla en ventas. Ahora que Google es su nuevo dueño, Motorola presenta el Moto X, un teléfono multiuso notable por sus innovaciones en la manufactura, parte de un intento por recuperar su antiguo brillo.

Moto X ofrece bastante en términos de software, como la capacidad de ofrecer direcciones, contestar preguntas o fijar la alarma sin siquiera tocar el aparato. El aparato en sí es casi tan delgado como el iPhone 5, pero con una pantalla de 4,7 pulgadas comparable con las de otros rivales con el sistema Android.

Pero lo realmente especial del Moto X no tiene nada que ver con llamar por teléfono o ver mensajes en Facebook. Se aparta de lo trillado al permitir un alto grado de personalización, desde el color del botón de encenderlo hasta un mensaje especial en la parte trasera.

Para facilitar esta personalización, Motorola ensambla el Moto X en Fort Worth, Texas, el primer teléfono multiuso fabricado en Estados Unidos que promete entregar diseños a la medida en cuatro días, mucho más rápido que si lo fabricara en Asia, como sus competidores. (Los modelos para venderse fuera de Estados Unidos se fabricarán en el extranjero).

Pero todavía se puede comprar de la manera tradicional, en blanco y negro. Usted puede entrar a una tienda, pagar unos 200 dólares, firmar un contrato de servicio a dos años (o pagarlo a plazos con T-Mobile) y sale con un teléfono nuevo.

Pero eso muy aburrido.

De la misma manera que las coloridas iMacs de Apple mostraron hace más de un decenio que las computadoras personales no tienen que ser negras, Motorola se aleja de los colores tradicionales. El frente todavía se ofrece sólo en blanco o negro, pero puede escoger entre una combinación de 18 colores para la parte trasera y siete colores de “acento” para el botón de encendido, control de volumen y el borde del lente de la cámara. Y habrá más: Motorola está probando tapas traseras de madera, por ejemplo, y planea permitir que la gente vote en Facebook sobre patrones, colores y diseños a futuro. 

The Associated Press