31 de mayo de 2013 / 12:27 p.m.

Dublín• Steve Wozniak, el cofundador de Apple, quien está en el ojo del huracán por utilizar supuestamente Irlanda como paraíso fiscal, aseguró que las grandes multinacionales deben pagar impuestos como cualquier "ciudadano de a pie".

El exdirectivo del gigante tecnológico efectuó esas declaraciones durante una conferencia sobre negocios organizada en la localidad de Londonderry, al oeste de Irlanda del Norte, en la que criticó el trato de favor que reciben las grandes empresas.

"A la gente no se le aplica impuestos de acuerdo a sus beneficios, se le tasa según sus ingresos. Las corporaciones deben ser tratadas de la misma manera, así debe de ser. Eso haría las cosas más justas", declaró Wozniak.

En su opinión, las multinacionales deben pagar impuestos sobre sus ingresos en vez de "sobre una cantidad insignificante llamada beneficio", pero mientras no "se rectifique", advirtió, el "problema seguirá ahí para siempre".

"Ese es el motivo por el que el rico es cada vez más rico y el pobre más pobre y yo siempre apoyo al individuo, por eso creé el ordenador personal Apple al principio, para dar poder a la gente corriente", explicó.

Junto al fallecido Steve Jobs, Wozniak, quien todavía es accionista de Apple, creó en 1976 el primer ordenador personal de Apple y ahora se dedica a dar conferencias y a labores filantrópicas.

El Gobierno irlandés se vio obligado la pasada semana a negar que haya acordado conceder a Apple un impuesto de sociedades reducido y que su régimen contributivo sea un "paraíso fiscal" para las multinacionales.

Dublín ha insistido en que su sistema fiscal establece que todas las empresas pagan un impuesto de sociedades del 12,5 % sobre los beneficios operativos que acumulan en este país y una tasa del 25 % sobre los beneficios no operativos.

No obstante, la imposición de esas tasas ha sido puesta en duda por el subcomité del Senado estadounidense, que sostiene que el gigante tecnológico ha aprovechado resquicios en el código tributario de EU y utilizado empresas en el extranjero para evadir el pago de miles de millones de dólares en impuestos.

La lucha contra el fraude y la evasión fiscal fue uno de los principales asuntos que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) abordaron la pasada semana durante una cumbre comunitaria que se celebró en Bruselas.

También será una de las cuestiones clave que se debatirán en la cumbre que el G8 celebrará el 17 y 18 de junio en Irlanda del Norte.

EFE