DIEGO ARMANDO MEDINA | @DGOARMANDO
11 de mayo de 2016 / 07:36 a.m.

Ni la presencia del campeón de goleo André-Pierre Gignac, ni de figuras como Rafael Sobis o Javier Aquino, le quitan el sueño al portero del Monterrey Jonathan Orozco previo a los Clásicos de cuartos de final del Clausura 2016.

El guardameta rayado fue claro al declarar que él no le tiene ningún tipo de temor a nadie, que se ocupan en tratar de frenar las cualidades de todo Tigres y no sólo las de algún futbolista.

¿Te preocupa particularmente algún jugador de Tigres?


"Nadie, me preocupa mi esposa cuando se enoja pero nada más”.

¿Nadie te quita el sueño?

“No para nada, no hay nada que me quita el sueño a mí. Son jugadores de mucha calidad, de gran experiencia pero he enfrentado a muchos, entonces no se acaba el mundo, al contrario, estamos ocupados en trabajar en las cualidades que ellos pueden tener y estamos ocupados por los once que vayan a jugar no por un solo jugador”.

Es su final

El arquero regiomontano recalcó lo que ya anteriormente ha dicho, poniendo al Clásico Regiomontano a la par de una gran final por el título del futbol mexicano.

“Para mí es una final dentro de los cuartos de final, siempre va ser igual, para mí es el partido más importante, el partido que más disfruto, que más vivo y entonces por ese lado lo disfrutaré de la misma manera y si los podemos dejar en el camino, así tocó”, dijo.