DPA
27 de agosto de 2013 / 08:09 p.m.

 

Washington  • La agencia espacial estadunidense NASA comprobó con éxito el funcionamiento de la mayor pieza de cohete fabricada hasta el momento por impresión 3D, según indicó hoy en Washington.

 

En la prueba realizada la semana pasada se hizo fluir oxígeno líquido e hidrógeno gaseoso por el inyector fabricado por impresión, con lo que se logró generar una gran capacidad de propulsión, indicó la agencia.

 

El inyector fue ensamblado a partir de dos piezas sueltas impresas, fabricadas en base a níquel y cromo fundido por láser en una impresora 3D.

 

"Esta prueba exitosa nos hace dar un gran paso adelante en la demostración de que estas tecnologías innovadoras pueden ser implementadas para reducir costos en el área de los equipamientos aéreos", señaló uno de los directivos de la NASA, Chris Singer.

 

La tecnología de impresión 3D ya existe desde hace tiempo, pero hasta ahora se utilizaba principalmente en el campo industrial, como por ejemplo en la fabricación de autopartes o de piezas de aviación.

 

La NASA también recurre a esta tecnología desde hace tiempo.

 

Los modelos más sencillos funcionan básicamente como una pistola encoladora operada desde una computadora. Un inyector de alta temperatura derrite el material saliente y va colocando capas muy delgadas, presionándolas unas sobre otras hasta formar el objeto completo.